Home >> La Punta de la Madeja >> LA PUNTA DE LA MADEJA

 

La-Otra-Plana

Por Julián Parra Ibarra

 

 

Mucho ruido

Tanto ruido se generó en torno a los malos manejos de Simas Torreón, que

cuando se anunció la realización de la rueda de prensa para dar a conocer los

resultados de la auditoría, se llegó a pensar que ahí podría surgir información

importante en torno al quebranto en que cayó la paramunicipal durante la

administración de Eduardo Olmos Castro.

Pero no, fue mucho ruido y pocas nueces. Salieron con la batea de babas de

que se encontró un gran desorden, muchas irregularidades, pero nada que se

pudiera siquiera acercar a la palabra desvío, fraude, quebranto ni nada por

el estilo. Es decir, carpetazo al asunto y si alguien vuelve a preguntar hay que

decirles que eran un desmadre, pero de raterías, nada.

Tapaderas

No se podría medir a todos con el mismo racero, pero algunos Consejeros

sirvieron como tapadera a los malos manejos que se dieron hacia el interior

del Sistema, pero ahora como San Pedro, han negado todo tres veces antes

del canto del gallo. Ahora resulta –porque ya no está- que Jesús Campos

Murillo es de lo ‘pior’, porque mantuvo en sus puestos a mucha gente por

cuestiones políticas, y por desgracia durante su gestión no se hicieron bien

las cosas, según Félix Pérez Murillo.

¿Y por qué en su momento él como Secretario Técnico del Simas no lo

denunció o al menos lo advirtió a tiempo? ¿No será que cada vez que

intentaba decirlo se atragantaba con los 66 mil pesos mensuales que le

pagaron durante la administración olmoscastrista por ocupar un puesto que

siempre fue honorario, y que lo volverá a serlo con Miguel Ángel Riquelme?

En son de broma, a días de haber tomado posesión Riquelme Solís dijo –por

el sueldo que gana Pérez Murillo-, que de haberlo sabido, en vez de haber

contendido por la alcaldía, mejor hubiera pedido que le dieran la secretaría

Técnica del Simas. “Gana más que el Presidente Municipal”.

Como dijo el rancherito

A toro pasado, hoy se informa que Chuy (Jesús Campos Villegas) cuando

los consejeros le empezaron a pedir cuentas “abandonó el barco”, y nunca

tuvo nada que entregar, porque nunca tuvo el control del Sistema ¿Y los

Consejeros entonces para que estaban, para qué sirven si se callaron todo lo

que sabían, todo el tiempo?

Lo cierto es que Campos Murillo es un tipo que tenía una buena imagen

y una trayectoria pulcra en la iniciativa privada, y le salió muy caro haber

aceptado la invitación de dirigir al Simas. Quizá pensó que iba a ir a

administrar un estanque con pececillos de colores, pero no, lo mandaron a

nadar con tiburones. Y se lo tragaron.

Hoy Jesús Campos dirá quizá como dijo el racherito: Si he sabido ni nazo.

Agua al cuello

Pero mientras que los consejeros de Simas no encontraron más que

desorden administrativo y financiero, nadie explica por qué el Sistema, que

vivió una situación similar de quebranto y números rojos al término de la

administración del finado Mariano López Mercado, los siguientes 13 años y

cuatro administraciones fue una empresa eficiente con números negros, y

que en el periodo de Eduardo Olmos volvió a las andadas y a operar otra vez

con números rojos.

La paramunicipal cerró con el agua al cuello, porque además de la deuda

de 416 millones de pesos heredada por la anterior administración, súmele

el grave deterioro en equipo, llámese pozos, planta tratadora, vehículos en

que se dejó a la dependencia, y que habrá de costarle ‘un ojo de la cara’ a la

actual administración –que es un decir, porque eso lo van a pagar todos los

ciudadanos torreonenses-.

Broche de oro

Para cerrar con broche de oro la información de este miércoles, es que

el ex contralor del Sistema durante la administración de José Ángel Pérez

Hernández -Petar Entchev Petrov-, ganó una demanda laboral por despido

injustificado, por lo que Simas deberá liquidarle la módica cantidad de 3

millones y medio de pesos.

Y, en curso están entre cuatro y seis demandas más de ex funcionarios de la

misma administración que, de ganarle al Simas, éste tendría que hacer un

desembolso cercano a los 12 millones de pesos. Pero no hay nada malo, puro

desorden. No sean mal pensados, no es lo que parece.

laotraplana@gmail.com

@JulianParraIba

  • La nueva era de la publicidad

  • Noticiero Capital Noticias 91.3FM

  • Acontecer/El Heraldo de Saltillo

Top