*Tras las restricciones para la operación de negocios como Table Dance

UNIMEDIOS/ TERESA QUIROZ.- La aprobación de la ley de alcoholes y la abolición de los llamados “Table dance”, no es cuestión de moral sino de seguridad, aseguró el Gobernador Rubén Moreira Valdez, al cuestionársele sobre las medidas que en próximos días se estarán implementando en el Estado.

Moreira Valdez, aseguró que él no encuentra divertido ni sano ver como una mujer se desnuda, en referencia a los establecimientos de giro de espectáculos para adultos. Además aseguró que estos shows van más allá, “pues habría que investigar si las bailarinas reciben un trato justo por parte de sus empleadores o bien si son extranjeras, qué papeles acreditan que puedan laborar en el Estado de una manera legal”, dijo.

“Aunque creo que conservar nuestras costumbres es importante, pero no es eso. Es un tema de saber quién está detrás de un bailarina que viene de Europa, ¿cómo entró al país?, ¿por qué trabaja?, ¿quién la contacta?, ¿cómo sale?, ¿si ella es libre?, ¿si paga ella por estar ahí?” refirió el Gobernador en relación a las trabajadoras de los “Table Dance”.

Manifestó que se trata de una cuestión de dignidad humana, más que de moralidad por lo que consideró que ha llegado el momento de corregir errores que se han cometido y saber que por conveniencia en materia de seguridad hay que suprimir ese tipo de eventos.

El Gobernador detalló que esto es sin afán moralista, ya que la nueva Ley de Alcoholes en Coahuila pretende reducir el índice de consumo que refleje menos problemas sociales, evitar clandestinaje y tener mayor seguridad, atendiendo al llamado de la sociedad.

Retomando el tema de los “Table dance”, el Gobernador explicó que la ley prohíbe mostrar desnudos o semi desnudos en estos sitios, el contacto físico de clientes con empleadas, ya que consideró esta forma de divertirse denigra a la figura de la mujer.

Rubén Moreira Valdez, aseveró que las limitantes de horarios y consumo en los negocios se hacen extensivas para todo aquél que venda bebidas embriagantes en cualquier rincón de Coahuila y que “la ley se hará cumplir tratase de quien se trate”, advirtió.

Para finalizar el Gobernador reconoció que estas reglas molestan a los bebedores y otros tantos tacharán de moralistas o exageradas; sin embargo, dejó en claro que no le importan críticas pero sostuvo contribuirán a tener un mejor estado.

Publicaciones similares