Home >> Al minuto,Estado >> Jóvenes coahuilenses incurren en consumo explosivo de alcohol

POR JESSICA ROSALES, TERESA QUIRÓZ

UNIMEDIOS/ SALTILLO, COAHUILA.- El comportamiento actual en jóvenes de Coahuila respecto a la ingesta de alcohol, refleja que una parte importante de ellos lo hace esporádicamente, pero en grandes cantidades, lo que deriva en el consumo explosivo de la sustancia, informó  Roberto de Luna Dávila.Incrementa número de mujeres alcoholicas

El Secretario Técnico de la Coordinación Estatal de Adicciones en la Secretaria de Salud,  dijo que el promedio de consumo entre los mexicanos supera al de otros países, pues ingieren arriba de 5 copas por evento.

De acuerdo a un estudio realizado por el Instituto Coahuilense de la Juventud en el 2011, el 20 por ciento del grupo de edad de entre 12 y 29 años de edad, dijo consumir de 6 a 10 copas de alcohol por semana, lo que equivale a una copa diaria y de los cuales casi el uno por ciento acepta haber iniciado desde los 9 años de edad.

Los resultados del estudio realizado por el Icojuve arrojan que el alcohol, el cigarro y diversos estupefacientes son utilizados por adolescentes y jóvenes que iniciaron el consumo de éstos a partir de los 12 años, la mayoría de ellos forma parte de una familia disfuncional y reciben poca o nula atención de sus padres, indicó Núñez Aguirre.

Luna Dávila, precisó que además de lo dañino que puede resultar el abuso del alcohol de manera exagerada, los resultados fatales también se registran los accidentes automovilísticos en los que se ven involucrados los jóvenes, durante los fines de semana.

Dijo que en este año, a nivel estatal, se tuvo un registro de 4 mil 800 consultas de pacientes que manifestaron su adicción a diferentes drogas, de los cuales el 80 por ciento correspondió a adolescentes.

Las edades de los pacientes atendidos oscilaron entre 10 y 50 años de edad, siendo además del alcohol; el tabaco, la marihuana y la cocaína las sustancias más consumidas.

Cabe resaltar que para dar atención a esta problemática, la Secretaría de Salud divide a los derecho-habientes en tres grupos para canalizar los tratamientos de una forma adecuada.

Uno de los grupos es el de uso experimental, integrado por personas que han consumido una vez al año; el de abuso de sustancias, conformado por pacientes que consumen con cierta frecuencia, pero que no sufren alteraciones en su vida; y el grupo de los adictos, que es el de mayor importancia en la dependencia.

“En este último grupo se canalizan las personas que perdieron el empleo, tienen bajo desempeño escolar o hay abandono de las amistades y la familia”, explicó.

Para finalizar, Luna Dávila, añadió que entre los factores que se determinaron como detonantes del consumo fueron la baja autoestima y  la falta de identidad y pertenencia social.

 

 

 

  • La nueva era de la publicidad

  • Noticiero Capital Noticias 91.3FM

  • Acontecer/El Heraldo de Saltillo

Top