UNIMEDIO.- La Procuraduría General de Justicia de Coahuila investigará el atentado cometido e contra del ex alcalde de Frontera Rogelio Ramos Sánches, quien acusó públicamente al actual edil de ese municipio Jesús Ríos de intentar matarlo, luego de que sujetos armados lo interceptaran al salir de su domicilio.

Homero Ramos Gloria indicó que ya se tuvo comunicación con el también es diputado local a quien se le exhortó a presentar la querella formal en la PGJE, pues dijo, sólo tienen conocimiento de los detalles de dichos hechos a través de lo publicado en redes sociales y medios de comunicación.

“Este caso se atenderá como el de todos los ciudadanos y si es necesario se investigara, por eso invitamos al edil a que denuncie de manera formal el hecho” expresó Homero Ramos.

Cabe mencionar que el ex diputado local del PRI, Rogelio Ramos, permanece escondido fuera la Región Centro de Coahuila, y acusó al actual Edil fronterense, Jesús Ríos Alvarado y a su esposa, de la agresión.

A lo que, Homero Ramos, Procurador de Justicia del Estado, dijo que si es necesario el alcalde de Frontera, Jesús Ríos Alvarado, será llamado a declarar, para esclarecer lo ocurrido y llegar a una pronta resolución de lo que considero un caso muy serio y delicado, por la gravedad de las acusaciones.

El caso que se perseguiría seria en base a las declaraciones que el ex diputado priísta ah dado a diversos medios de comunicación, donde explica lo ocurrido desde  que salió de su domicilio a bordo de su camioneta, cuando observó que lo seguían una camioneta X-Trail con vidrios polarizados y un vehículo Platina en color gris, también con vidrios oscuros.

El ex alcalde ha detallado que en el Platina viajaban dos hombres de aproximadamente 17 años de edad, quienes le siguieron desde su domicilio donde, según versiones de los vecinos, rondaban su vivienda junto con la X-Trail desde días atrás.

“Al no ver protección de los militares, y verlos a ellos bien drogados, con los ojos enrojecidos y con toda la intención de matarme, huí, porque su intención no era sólo la de enseñarme la pistolita”, expresó.

“Alguien me los mandó”, añadió, “ojalá lo investigue la Procuraduría de Justicia del Estado a quien ya di parte por teléfono; creo que me imagino quién fue, pero me abstengo de decir”.

El ex diputado rechazó que se haya tratado de un intento de secuestro, ya que la persona de la que sospecha “se ha encargado de amenazar a medio mundo y tienen la piel de oveja pero por dentro son unos lobos, y si algo le llegara a pasar mi familia tengo una grabación, a varias personas les avise quién fue el que mando sicarios a matarme”, finalizó.

Imágenes de Raymundo Bazaldua

Publicaciones similares