UNIMEDIOS/ TERESA QUIROZ.-  Contrario a las declaraciones del Alcalde de Saltillo, Jericó Abramo Masso; Sergio Sisbeles Alvarado, Vocero en temas de Seguridad del Estado de Coahuila, advirtió que los exámenes de Control y confianza se aplican sólo al personal operativo de las corporaciones de seguridad y dependencia públicas municipales y estatales.

Sisbeles Alvarado, explicó que al referirse a personal operativo se habla específicamente de policías en cualquiera de sus rangos, altos mandos de seguridad y funcionarios públicos, de cualquier dependencia, excluyendo al personal de intendencia de la aplicación de estos exámenes.

Y es que desde hace días,  se informó la baja de Raymundo Cardona García, intendente de la policía Municipal quien fue despedido por no aplicar los exámenes de control de confianza,  quien además de presenta discapacidad intelectual, además de que no sabe leer ni escribir y por lo tanto tampoco conoce el uso de la computadora.

Ante este hecho, el Alcalde de la localidad justificaba que el Sistema Nacional de Seguridad Pública establece normas que aplican en todas las corporaciones de seguridad sin excepción, incluyendo en este caso al intendente.

Por su parte, aunque dijo desconocer el caso del intendente municipal, Sergio Sisbeles, reiteró que solo los servidores públicos y quienes tienen acceso a información de seguridad y manejo de armas, son sometidos a estas pruebas de control y confianza.

“Yo no puedo decir si este fue o no un despido injustificado, pero lo que si te puedo asegurar es que los exámenes de control y confianza se aplican solo al personal operativo y personas con un cargo como el de un servidor” explicó el Vocero de Seguridad, en referencia al despido de Raymundo Cradona, intendente municipal.

En este contexto señaló que sólo los elementos de seguridad pública que tienen una tarea específica en este sentido deben someterse a los exámenes de control y confianza, pero un empleado de limpieza no tendría por qué hacerlo.

Aclaró que no es irregular que un empleado sea despedido de acuerdo a las necesidades o condiciones económicas de alguna institución, pero puntualizó que deben respetarse los derechos de los trabajadores en ese sentido.

Publicaciones similares