POR REDACCIÓN

UNIMEDIOS/ SALTILLO, COAHUILA-  Con el respaldo del Gobierno de la República, la administración de Rubén Moreira Valdez impulsará en el 2014 la construcción de la presa rompepicos de Piedras Negras para brindar seguridad a la población y terminar con inundaciones provocadas por las crecientes de los ríos Bravo o Escondido. Gerardo Garza Melo

Gerardo Garza Melo, Secretario de Gestión Urbana, Agua y Ordenamiento Territorial, informó que la trascendental obra, que podría alcanzar un costo de 450 millones de pesos, comenzará su primera fase a partir del año entrante ya que se contempla dentro del programa federal para Coahuila.

Asimismo, reveló que se construirá en un punto estratégico al sur de Piedras Negras, precisamente en el sitio donde se puedan controlar las avenidas importantes de los ríos derivadas de lluvias sobre las sierras colindantes.

Indicó que desafortunadamente la ciudad se ubica en las partes bajas de la región por lo que es susceptible a constantes inundaciones o crecientes de los ríos, con las afectaciones correspondientes para las familias nigropetenses.

Es muy necesaria para este población del norte del Estado, porque conllevará a elevar la seguridad de la población en temporadas de lluvias, además de que beneficiará a la ciudadanía con el incremento en la plusvalía de las propiedades.

También, refirió Garza Melo, hará de Piedras Negras y la región, una de las zonas más competitivas para la atracción de mayores empresas con la consiguiente generación de empleos.

Indudablemente, la gestoría del Gobernador Rubén Moreira Valdez ante el Gobierno de la República cristalizará el ambicioso proyecto que es una de las demandas más sentidas de las y los habitantes de Piedras Negras.