POR EDUARDO SANTOS

UNIMEDIOS / SALTILLO, COAHUILA.- “Resulta insólito que en esta temporada de sequía, mientras los mantos acuíferos van a la baja, la planta tratadora de Aguas de Saltillo ubicada cerca de General Motors esté tirando 900 litros por segundo de este vital líquido, mientras que la irresponsabilidad de Jericó se destaca en este rubro”, así lo declaró Rodolfo Garza Tobón, representante de la Asociación de Usuarios de Aguas de Saltillo (AUAS).RODOLFO-GARZA-TOBON

Lo peor, dijo, es que el alcalde de Saltillo haya hecho un contrato de compraventa con una minera canadiense que está causando un daño ecológico a Zacatecas para venderle entre 600 y mil litros de agua, cuando en la capital de Coahuila es necesaria.

“Está pasando algo inédito, aquí no tenemos agua y Jericó hizo una promesa de venta a Zacatecas”.

Garza Tobón sugirió que Jericó  debería vender esa agua que se está desperdiciando a los industriales, para que éstos dejen de extraer agua de los bancos acuíferos.

Otra opción sería que dicho líquido se utilice para regar parques y jardines en la ciudad, que a decir del representante de la Asociación de Usuarios de Aguas de Saltillo se encuentran descuidados.

“En Saltillo hay más de 600 parques y jardines totalmente abandonados y es mentira lo que dice Jericó que los parques están atendidos”.

Garza Tobón aprovechó para denunciar que no existe ninguna campaña de ahorro de agua, pese a que los mantos friáticos vayan hacia abajo en una velocidad increíble.

El vocero de de AUAS mencionó que en suena contradictorio que en la Ciudad se hable de desarrollo cuando no existe agua.

“Entonces hay una gran irresponsabilidad por parte del Alcalde y del Consejo de Administración de Aguas de Saltillo de que debería de existir una campaña de concientización y más ahorita en esta época de sequía una veda total para riego de jardines caseros o que se riegue el agua de banquetas con manguera”.

Exculpó en parte al munícipe de la capital de Coahuila, al asegurar que no toda la responsabilidad es de él, pues la culpa la comparte con Aguas de Saltillo, desde que tomaron posesión de esta los españoles, durante la administración de Óscar Flores Tapia, pues en ese tiempo aseguraron que “no eran hermanitas de la caridad” para regalar el agua de riego para parques, que si deseaban hacerlo tenían que pagar por ello.

“Es insólito, estamos en una zona semidesértica, con una situación muy grave de violencia, carencias, etcétera, ¿la gente cómo va a sus parques si están secos?, los árboles muertos, no tienen pasto y 900 litros de agua por segundo se están tirando”.

Publicaciones similares