POR TERESA QUIROZ

UNIMEDIOS/ SALTILLO, COAHUILA.- Diversas dependencias de Coahuila implementarán planes y estrategias para vender la madera de los árboles dañados por la plaga del descortezador, ya que si no se logra su colocación representa un riesgo para la sierra en temporada de incendios.

Raúl Tamez, delegado de Semarnat, señaló que por el momento se realiza un inventario en metros cúbicos, de la cantidad de madera disponible, para a su vez buscar contactos por medio de la Secretaria de Economía y la Secretaria de Desarrollo Económico del estado, y ayudar a los campesinos de los predios aledaños a la sierra, para colocar el material que sirve como combustible para incendios.

Gusano descortezador

El funcionario dijo que hasta el momento van 8 mil árboles derribados, y podrían ser más, según la evolución de la plaga en la época de verano, por lo que declaró como una urgencia vender la madera rescatada.

Señaló  que este punto fue abordado por el Comité de Sanidad Forestal en donde también se trataron temas relacionados con las acciones preventivas contra la reaparición del gusano descortezador, debido a que con las altas temperaturas del verano volverá a tomar fuerza.

“Vamos a colocar trampas de manera estratégica para cuando el insecto empiece a volar de nuevo y además se tienen contemplado hacer un sobrevuelo para conocer el estado actual de la presencia de la plaga que se detuvo debido a la presencia del frío”, dijo.

En el Comité se dieron a conocer los montos y presupuestos para este año, donde sobresale el  incremento para apoyo a la rehabilitación de sanidad forestal de mil pesos a mil 200  por predio afectado por la plaga.

 

Publicaciones similares