UNIMEDIOS/ MÉXICO, DF.- Los productores de café de doce estados de la República pidieron la inmediata intervención de instituciones federales y estatales para evaluar los daños ocasionados por los huracanes “Ingrid” y “Manuel” en la infraestructura caminera y de los cafetales, además de emprender una campaña intensiva para frenar el avance de la “roya” que se espera tome fuerza por efecto de la alta humedad y el aumento de la temperatura.Gerardo Sánchez, dirigente de la CNC

En un informe previo entregado al senador Gerardo Sánchez García, presidente de la Confederación Nacional Campesina, los productores de las principales regiones cafetaleras del país, encabezados por su líder, Héctor Gabriel Barreda Náder, explicaron que, una vez que bajen los niveles de inundación, se requerirá de maquinaria pesada para rehabilitar vías de acceso y apurar las acciones sanitarias antes de que avance el problema.

El líder de la CNC ofreció apoyar a los productores de café en lo referente a gestiones ante las instancias federales, sobre todo en cuanto a la preparación de programas urgentes encaminados a la reparación de infraestructura y el combate a la “roya” del cafeto.

Si bien el estado de Guerrero, que ocupa el quinto lugar entre las entidades productoras de café,  resultó el más afectado, las prioridades en este momento están centradas en la atención de damnificados, precisó en su momento el dirigente de los cafeticultores. 

“Sin embargo, hay estados como Chiapas, Veracruz, Oaxaca y Puebla –en ese orden en cuanto a producción de café– que requieren de acciones inmediatas en la reconstrucción de la red de caminos y acceso a los cafetales, y la disposición prácticamente inmediata para el desarrollo de una campaña contra la plaga de la roya”, agregó.

Barreada Náder afirmó que las lluvias intensas de la semana pasada en 28 estados de la República, afectó también plantaciones de café en los estados de Colima, Nayarit, San Luis Potosí e Hidalgo, donde actualmente los propios productores del aromático revisan y evalúan los daños, a fin de hacer un planteamiento de apoyo a las instituciones del Gobierno Federal y del Estado.

El dirigente de los productores de café manifestó su confianza de que, en la perspectiva nacional, se mantenga un nivel de producción del grano de 4 millones de sacos de 60 kilogramos cada uno, y dio a conocer que se mantiene la perspectiva de exportar alrededor de dos millones de sacos.

Con relación a la demanda interna, las condiciones de comercialización del mercado interno son favorables, pues en los últimos cinco años se ha incrementado el consumo per cápita, de casi 1.5 kilogramos, a poco más de dos kilogramos por persona.

El líder de los productores de café de la CNC informó que el fruto se produce en doce entidades de la República en una superficie de 700 mil hectáreas, y da sustento a más de 350 mil productores de zonas tropicales, donde seguramente sería difícil que otros productos, con la importancia social y económica del aromático, podrían prosperar. 

Por último, dijo que de la cafeticultura obtienen empleos indirectos más de dos millones de personas dedicadas al transporte, beneficios, procesamiento industrial y comercialización de este producto, con una inversión de miles de millones de pesos.

Publicaciones similares