Home >> Salvador Hdz. Vélez >> ¿Hay hambre de matemáticas?
¿Hay hambre de matemáticas?

Salvador Hernández VélezPor Salvador Hernández Vélez

En el libro “El placer de la X”, de Steven Strogatz, asegura lo siguiente: “En términos generales, la experiencia me convenció de que existe una hambre de matemáticas, profunda pero poco reconocida, entre el público general. A pesar de todo lo que oímos acerca de la fobia a las matemáticas, mucha gente quiere entender la materia algo mejor. Y una vez que lo logra, la encuentran adictiva”.

La semana pasada la Facultad de Matemáticas de la UAdeC convocó a los profesores de matemáticas del Estado de los diferentes niveles educativos a un Coloquio de Matemáticas, en él se trataron diferentes problemáticas que se afrontan en el proceso enseñanza-aprendizaje de la matemática, mismos que han tratado en sus investigaciones los profesores y alumnos de la facultad, y han elaborado las propuestas de solución correspondientes.

En una de las mesas de trabajo del Coloquio se planteó que, en relación con la enseñanza de las matemáticas, nos encontramos con que la inmensa mayoría de los profesores de matemáticas de las instituciones de educación superior y media superior no estudiaron para ser profesores en esa área, no son producto de un plan de estudios que tenga como objetivo la formación de profesores de matemáticas de nivel superior. Por ello, el problema de la enseñanza-aprendizaje de la matemática no se circunscribe a elaborar un proyecto para formar profesores, sino que es necesario atacar el problema que ya tenemos reeducar a los educadores.

Esto se agrava en la medida que el País está urgido de encontrar soluciones al problema del bajo crecimiento que presenta nuestro Producto Interno Bruto (PIB) nacional. Llevamos varios años sin crecer. Y vamos a la cola del crecimiento en América Latina. Esto imposibilita que podamos contar con los empleos que demanda México. Que podamos afrontar satisfactoriamente el problema de la pobreza.

Hace 20 años estábamos a la par que Singapur en lo de la enseñanza de la matemática. Hoy Singapur, desde que en 1992 cambió la enseñanza de las matemáticas en sus aulas, convencidos que era necesario que todos sus alumnos, independientemente de sus habilidades, aprendieran esa materia, ha contribuido además a que sus alumnos alcanzaran los primeros lugares en pruebas internacionales, a hacer crecer a su país. Y es que las cifras no son menores. De acuerdo a los resultados obtenidos en las pruebas internacionales, más de un 40 por ciento de sus estudiantes de 4° y 8°, se encuentran dentro del rango avanzado, cuando el promedio es del 5 por ciento y 2 por ciento, respectivamente.

Patricio Felmer, Premio Nacional de Ciencias Exactas 2011. Investigador de la Universidad de Chile nos dice: “La experiencia de Singapur nos muestra en forma nítida y clara que no es cierto que haya que esperar el desarrollo económico para tener una educación de calidad para todos, como a veces se nos hace creer, sino que, por el contrario se debe invertir fuertemente en educación para lograr el desarrollo económico, asignando los recursos necesarios para que la educación no sea un freno que lo retrase, sino un motor que lo acelere”.

Ahora que Coahuila esta frente a la posibilidad de explotar los yacimientos de gas shale en el norte de nuestro territorio, también debemos plantearnos qué cambios tenemos que impulsar para aprovechar de la mejor manera nuestros recursos para disfrutar de un mejor desarrollo humano y, en consecuencia, de una mejor calidad de vida. Y frente a esta oportunidad las instituciones de educación, y particularmente las del nivel superior, tienen un gran reto, adecuarse a estas circunstancias para ofrecer las carreras que demandara el desarrollo del estado.

El ejemplo de Singapur ahí está. Singapur nace como país independiente en agosto de 1965, cuando el parlamento de Malasia, literalmente expulsó a esta pequeña isla de su federación. Nace así, sin recursos naturales, con casi la mitad de su población analfabeta, disgregada racialmente y hablando al menos cuatro lenguas distintas: inglés, chino mandarín, tamil y malayo. Uno no puede imaginar un comienzo más sombrío, apunta Felmer. Y agrega, ante esta realidad tan poco alentadora, las autoridades políticas encabezadas por Lee Kuan Yew debieron idear un plan para no perecer política y económicamente. Sin duda, Coahuila cuenta con mejores condiciones para enfrentar el reto. La Facultad de Matemáticas ya tiene su propuesta.

 

  • La nueva era de la publicidad

  • Noticiero Capital Noticias 91.3FM

  • Acontecer/El Heraldo de Saltillo

Top