Home >> Gobierno Abierto >> Gestión para resultados
Gestión para resultados

Cuántas veces  queda la duda: Para qué constituir ésta o aquélla Secretaría, Dirección u Organismo si, al final, parece no provoca alguna diferencia de valor en la vida de la comunidad. Ejemplos hay muchos, de todos los tamaños y en todos los ámbitos. El asunto no está, en todo caso, en encontrar las malas experiencias y señalarlas, sino en buscarles una solución.

Ya desde hace una par de décadas se habla de la Nueva Gestión Pública (NGP): una especie de adopción de muchas técnicas y herramientas provenientes de la gestión privada que se considera pueden ayudar en el trabajo de lo público. Hay quienes todavía, a dos décadas de que comenzara a sonar, la identifican como la “piedra filosofal” para el sector gobierno; hay quienes, por el otro lado, lo descalifican.

Y es que en esto del quehacer público, no hay una ley inquebrantable. Lo que bien funciona en algún lugar, puede que no lo haga en otro. Incluso en el mismo lugar, pero en diferentes momentos, una técnica o herramienta de gestión pudiera no tener el mismo resultado. Y cada quien platica de acuerdo con su experiencia.

Pero sí hay herramientas y técnicas que sirven el mayor número de ocasiones. Una de ellas es la denominada “Gestión para Resultados” que es “es un marco conceptual cuya función es la de facilitar a las organizaciones públicas la dirección efectiva e integrada de su proceso de creación de valor público, a fin de optimizarlo asegurando la máxima eficacia, eficiencia y efectividad de su desempeño, la consecución de los objetivos de gobierno y la mejora continua de sus instituciones”. La definición, como puede verse, no es mía. Pertenece a un documento disponible en red y que se identifica al final del escrito.

Aquí lo valioso es identificar todo lo que incluye la Gestión para Resultados. Y la inevitable reflexión la provoca la pregunta ¿cuántas de las oficinas de nuestros gobiernos están pensando en términos de resultados y de valor público?

Porque luego sucede que les gana la urgencia y el trabajo del día a día. Y, al final, solo existieron. Por eso la persistente duda: Para qué constituir esta o aquella Secretaría, Dirección u Organismo si, al final, parece no provoca alguna diferencia de valor.

Información en la red de redes

  • Para consultar el documento Taxonomía en Gestión para Resultados y Monitoreo y Evaluación del CLAD y Banco Mundial, esta es la liga http://bit.ly/xqQE4q
  • A través del trabajo del Banco Interamericano de Desarrollo se ha conformado un grupo experto en la metodología particular. Aquí más información http://bit.ly/wIbRCJ

@victorspena

www.victorspena.com

  • La nueva era de la publicidad

  • Noticiero Capital Noticias 91.3FM

  • Acontecer/El Heraldo de Saltillo

Top