UNIMEDIOS/ CIUDAD DE MÉXICO.– La aplicación del Programa Nacional Forestal (PRONAFOR) generará unos 25 mil empleos en este sexenio encabezado por el Presidente, Enrique Peña Nieto, además de recuperar superficies de vocación forestal a través de la reforestación y restauración integral de micro-cuencas de un millón de hectáreas, apoyando a mujeres indígenas, jóvenes y productores, entre otros.Convocan al Premio Nacional al mérito forestal

Incrementar la producción forestal maderable de 5.5 millones de metros cúbicos a 10.7 millones al 2018 y aumentar la superficie de plantaciones comerciales de 242 mil 152 hectáreas en el 2012 a 465 mil hectáreas en el 2018, son otros objetivos del programa.

Para la integración del PRONAFOR se están llevando a cabo foros estatales en las últimas tres semanas, en donde ha quedado de manifiesto la necesidad de una reestructuración del programa, para que sea compatible con las investigaciones realizadas en el área forestal por diferentes instancias, toda vez que no existir ese vínculo entre dependencias, propiciando se pierden muchas oportunidades de trabajo.

Se ha solicitado impulsar la formación de recursos humanos especializados para realizar labores de docencia, investigación y prestación de servicios en el ámbito forestal, elaborar una Base de Datos Única que contenga toda la información relacionada con el sector forestal (leyes, Programas gubernamentales, investigaciones, programas de formación y actualización de técnicos, eventos y noticias).

Algunos sectores sostuvieron que la aplicación de políticas restrictivas fomenta la ilegalidad y el deterioro de los recursos naturales, dejando a los productores sin alternativas de sustento económico, propiciando mayor pobreza y marginación, por lo que es conveniente el desarrollar cierto criterio en zonas naturales protegidas porque también representan una posible fuente de ingreso.

De igual manera, enfatizaron que la inseguridad es un problema social que impacta el aprovechamiento de los recursos naturales al no permitir que se dé un seguimiento constante a los proyectos, teniendo el 30% de los predios con un decremento del 30% de su producción.

También se externó la importancia de darle certeza a los contratos de asociación en participación entre industriales y silvicultores y el sector social que den certidumbre jurídica a ambas partes en plazos de al menos 25 años para seguir impulsando a las plantaciones forestales comerciales y que las reglas de operación obedezcan a criterios regionales dada la diversidad entre las características de cada zona del país.

La falta de oportunidades para las mujeres en el ámbito forestal fue tema también de los foros al mencionar la necesidad de darles la oportunidad de participar a fin de que sean promotoras comunitarias y portavoces de su comunidad en esta materia.

En esta semana se efectuaron foros en los estados de Hidalgo, Puebla, Tlaxcala, Sinaloa, Baja California, Querétaro y Yucatán.

Publicaciones similares