Home >> Coahuila,En el tintero >> Fotografía hunde a Yezca Garza

tinteroEn el tintero

Por Jessica Rosales

Un conflicto de intereses es cuando una ventaja laboral, personal, profesional, familiar o de negocios de la persona servidora pública puede afectar el desempeño imparcial y objetivo de sus funciones.

Este es el caso de Ángela Hernández, quien acusa a la procuradora de los Niños, Niñas y la Familia, Yezca Garza, de incurrir en tráfico de influencias y conflicto de interés, debido a que la funcionaria sostiene una relación de amistad con la contraparte, a quien ha favorecido en el caso donde se le retiró la custodia de su hijo, para dársela a los abuelos paternos del menor.

Las pruebas son contundentes. Una publicación de 2007 del periódico de La Laguna El Siglo de Torreón da cuenta de la presencia de la hoy procuradora en la fiesta de despedida de soltera de Ángela Hernández. La funcionaria fue invitada por el novio y la familia de este, luce sonriente, contenta, vistiendo un vestido gris, parece que no tuviera inconveniente alguno en la unión matrimonial. Todo es felicidad.

El 7 de enero de 2015 Ángela inició el proceso de divorcio y en esa fecha el Centro de Justicia para las Mujeres le asignó a Irma Mayela Reyes Gómez como su abogada defensora, quien logró que el 29 de mayo de ese año el juez le diera la custodia a la madre con convivencia los fines de semana para el padre.

Posterior a ello, la Pronnif  contrató a Irma Mayela como delegada en Torreón, y el 2 de agosto esta misma abogada, que primero defendió a Ángela,  le quitó al niño por orden de la dependencia para entregarlo a los abuelos paternos. El juez ordenó que se lo regresaran y en esa fecha trasladaron a Irma Mayela a Saltillo para ampararse contra la resolución del juez. El proceso se detuvo, mientras tanto, Ángela no podía ver a su hijo.

Pero no sólo en esta dependencia se acreditó el conflicto de interés. Ángela acudió a la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Coahuila para interponer una queja, pero el presidente, Xavier Díez de Urdanivia, sostiene una relación de amistad con los padres de Roberto Barrios, por lo cual la quejosa solicitó se excusara del caso.

El expediente fue turnado a la Comisión Nacional de Derechos Humanos, en donde está por cumplirse un año de la investigación, sin que hasta el momento exista una resolución.

Ha trascendido que, para justificar sus acciones, la Pronnif resguarda un expediente en el Centro de Empoderamiento para las Mujeres en contra de Ángela Hernández, mediante el cual pretenden desacreditarla.

Con las evidencias de intimidación y abuso de poder estas presuntas pruebas deberían perder valor.  En este momento, nadie garantiza la objetividad de las instituciones, la afectada incluso no descarta que se le intenten fabricar delitos u otras situaciones, como ya lo han intentado hacer.

Es urgente que alguna organización seria en favor de los derechos de los niños y las mujeres tome el caso y se hagan las evaluaciones correspondientes para determinar y juzgar objetivamente, siempre en beneficio del menor, sin que exista de por medio el tráfico de influencias o abuso de poder.

Por lo pronto, tenga mucho cuidado de a quién invita a sus fiestas, a sus despedidas de soltera o a su boda. Ya ni qué decirle de las damas de honor.

Aquí puedes revisar la publicación original de El Siglo de Torreón:

https://www.elsiglodetorreon.com.mx/sup/rostros/03/13/31rost14.pdf

jessicadresh@hotmail.com

@JesyRosales

  • La nueva era de la publicidad

  • Noticiero Capital Noticias 91.3FM

  • Acontecer/El Heraldo de Saltillo

Top