UNIMEDIOS/ JESSICA ROSALES.- La nula atención a la petición de Coahuila de que las autoridades locales puedan declarar a algunos delincuentes detenidos y a disposición de la PGR, ha retrasado el avance para la localización de algunas personas desaparecidas que, se presume, fueron víctimas de la delincuencia organizada por lo que no es posible establecer líneas de investigación.

Juan José Yáñez Arreola, Subprocurador para la Investigación y Búsqueda de Personas no Localizadas en Coahuila indicó que se han incumplido algunos acuerdos con el Gobierno Federal en esta materia; aunque aclaró se sigue trabajando en la entidad para el apoyo a los familiares.

“Para nosotros sería muy importante, lamentablemente no ha habido una coordinación o un acuerdo para poderlos entrevistar o declarar. Cuando  un delincuente es detenido pero se los llevan inmediatamente sin que las autoridades estatales o temas de desaparecidos  puedan entrevistarlos a nosotros nos  dificulta hacerlo después”, explicó.

Al preguntarle su opinión sobre el perdón que pidió el Secretario de Gobernación, Alejandro Poiré a familiares de desaparecidos, el funcionario dijo, “falta más coordinación, hace falta más búsqueda, ya las palabras del Secretario de Gobernación hablan por sí solas”

Yáñez Arreola, destacó que el 2012 ha sido el año en que menor número de personas han desaparecido y en que el mayor número se han localizado en Coahuila,  el 90 por ciento con vida.

En este sentido, detalló que se han localizado 450 desaparecidos de una base de datos de mil 835 a partir del mes de mayo, aunque continúan registrando denuncias.

Sobre los acuerdos con el Gobierno federal, el funcionario de Coahuila, dijo que siguen  esperando a que se cumplan a unos días de concluir el sexenio, pues insistió que si existiera una colaboración estrecha el problema disminuiría en todo el país.

Hace algunos meses, se firmó un acuerdo entre el Gobierno federal y el de Coahuila para el intercambio de información y acceso a las averiguaciones, así como establecer un equipo de trabajo con funcionarios federal en la entidad, como policías, peritos y ministerios públicos, el cual no se ha cumplido.

“Nosotros tenemos mucha confianza en las autoridades que entran a partir del primero de diciembre en la colaboración que debe de existir. Es un problema nacional, en el que algunos delincuentes  que están vinculados con este problema pueden tener información que nos arroje o nos pueda dar con el paradero de alguno de ellos, espero que ese primero de diciembre se refuerce esa colaboración que debe de existir con las autoridades federales”, consideró.

Añadió,“En Coahuila el Gobierno del Estado ha reconocido el problema que hay de las personas desaparecidas desde el principio de esta administración, se ha reunido en diversas ocasiones tanto con los familiares como con el grupo de trabajo, incluso el sábado hubo una reunión encabezada por el Gobernador, el Procurador y el Secretario de Gobierno”.

Publicaciones similares