Home >> Al minuto,NACIONALES >> Fabrican nuevo vitrocerámico que controla la temperatura y acústica en viviendas

El Centro de Investigación en Química Aplicada, en conjunto con investigadores de AHMSAB desarrolla el proyecto “Vitrocerámicas esféricas de baja densidad”, el cual busca aprovechar los residuos de la industria acerera para desarrollar nuevos materiales cerámicos y vitro-cerámicos con morfologías esféricas porosas para fabricar aligerantes y aislantes térmicos y acústicos.

Estos materiales se pueden incluir en pinturas, componentes flotantes, polímeros reforzados, aislantes utilizados en la industria aeroespacial, como material aligerante en lechadas de cementación, en fluidos de perforación usados en la construcción de pozos de hidrocarburos (Gas/Petróleo), entre otros.

De igual forma, pueden contribuir al control de las diferencias térmicas y acústicas de las viviendas e infraestructuras en las que se empleen como materiales de construcción a menor costo.

El Dr. Yibran A. Perera Mercado, investigador del Centro de Investigación en Química Aplicada y líder del proyecto, indicó que “es la primera vez que en nuestro país, se utilizan las escorias almacenadas en instalaciones de la empresa para la generación de materiales avanzados destinados como materia prima para diversos procesos industriales”.

Todo esto está enmarcado en el convenio denominado Instrumento Técnico Normativo (ITN) CVSC – ITN 02 – 2006 firmado entrela Cámara Nacionaldela Industriadel Hierro y del Acero (CANACERO) yLa Secretariade Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), el cual establece las actividades necesarias para el manejo integral, el aprovechamiento y/o valorización de las escorias y la posibilidad de ser utilizadas como materiales en procesos productivos, principalmente relacionados con la industria de la construcción.

La industria siderúrgica es una de las líneas tecnológicas que contribuye en gran medida con el desarrollo económico del país. La alta demanda de sus productos, ha motivado que se tomen acciones para el desarrollo y modernización de las etapas de extracción y procesamiento de los diversos recursos minerales, lo que ha generado de igual forma un incremento en la producción de subproductos industriales.

De acuerdo con datos proporcionados por el INEGI, en México se ha incrementado la producción del sector siderúrgico. Tan solo en el mes de abril del año 2010, la producción nacional de acero fue de 692,238 toneladas, lo que generó un promedio de 346,119 toneladas de escoria.

Esto indica que en nuestro país se podrían estar generando más de 4,153,428 toneladas/año de residuos industriales como subproducto del proceso de aceración, además de sitios de confinamiento principalmente en los estados de Coahuila, Chihuahua, Michoacán, Hidalgo, Nuevo León, Veracruz y Jalisco”, aseguró.

Por otra parte, señaló, “las afectaciones climáticas de los últimos años producto del efecto invernadero, han sometido a condiciones extremas a todo el norte de México. Es así como en verano se registran temperaturas de hasta45°Co más, mientras que en invierno, se han registrado descensos térmicos cercanos a los-15°C, lo cual afecta directamente a los más desprotegidos y en especial a sus viviendas”.

Teniendo en mente estas dos problemáticas, el grupo de investigación que incluye ala Dra. EsmeraldaSaucedo del CIQA, y al Ing. Albino Arauza Villarreal de AHMSAB, logró producir vitro-cerámicos altamente porosos con morfologías esféricas a través de la conversión de la microestructura y la morfología de las escorias de dicha empresa. Con estas características, se disminuye la densidad de los materiales obtenidos y se pueden controlar las propiedades térmicas y acústicas de los sistemas de construcción en los cuales serán utilizados estos nuevos materiales. Se logran además, importantes avances y beneficios tanto ambientales como económicos en la producción de dichos materiales.

El proyecto atiende una demanda de modernización tecnológica para usar  escorias del parque siderúrgico industrial del Estado de Coahuila que en el 2010 convocó el Gobierno del Estado de Coahuila y el CONACYT a través del COECYT y su fideicomiso FOMIX, por lo que recibe una aportación de  un millón setecientos mil pesos ($1,700,00.00) por parte de este fondo y de quinientos cuarenta mil pesos ($540,000.00) por parte de AHMSAB.

La utilización de escorias como material precursor de estos nuevos materiales avanzados permitirá, por una parte, la reducción de áreas destinadas al almacenaje de estos materiales, con la subsecuente reducción de ocupación de suelo, y, por la otra, generará el conocimiento suficiente para implementar una cadena productiva y fuentes de empleo directos e indirectos, dando así respuesta positiva a diversas necesidades poblacionales de los estados del norte de México.

  • La nueva era de la publicidad

  • Noticiero Capital Noticias 91.3FM

  • Acontecer/El Heraldo de Saltillo

Top