Home >> Coahuila,Reportajes,Seguridad >> ESPECIAL: Aumentaron 232 % muertes en Coahuila por rivalidad delincuencial

*Sólo en Torreón y Saltillo se registraron 891 durante el 2011

UNIMEDIOS.-Sólo en Torreón y Saltillo, se registró durante el 2011 una cifra de 891 muertes por rivalidad delincuencial, lo que representa un incremento del 232 por ciento en relación al año anterior por este concepto, trasdocumentar 384 muertes en todo el estado; siendo diciembre el mes más violento, pues en las últimas semanas se reportaron un promedio de 3 muertes diarias en la ciudad lagunera.

A pesar del Operativo “Laguna Seguro”, la ciudad de Torreón se ubica entre las 10 más violentas del mundo,  al presentarse 88 homicidios por cada 100 mil habitantes, aún y cuando las cifras reales pudieran superar por mucho a la estadística oficial, de acuerdo a un análisis del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal.

Información del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública y datos de las autoridades de Coahuila, revelan que es a partir del segundo año del Gobierno de Humberto Moreira y dela administración del Presidente Felipe Calderón, cuando en la entidad comienzan a registrarse muertes que cada año van en aumento, las cuales han vinculado con la declaratoria de guerra que realizó el Ejecutivo Federal al crimen organizado.

De acuerdo a las cifras del SESNSP en los últimos cinco años se reportan mil 550 muertes entre ejecuciones, enfrentamientos y agresiones, de las cuales el 47 por ciento (741)  –casi la mitad- ocurrieron en Torreón durante el 2011, y 9 por ciento (150) en Saltillo, durante el mismo periodo.

Y es que en esta fecha  se acentuó la pelea por la plaza entre diversos grupos de la delincuencia, además aumentó la presencia y enfrentamientos contra la Marina, militares, la policía federal y estatal, que dejó muertes de civiles, aunque la estadística oficial no hace diferencia entre las muertes ciudadanas y de integrantes del crimen organizado.

En la región sureste, el incremento de muertes fue alarmante pues mientras del 2007 al 2010 registró 23 fallecimientos por la disputa entre bandas del crimen organizado para el 2011 la cifra aumento a 150 pérdidas.

Ante en el incremento en la Laguna, el alcalde de Torreón, Eduardo Olmos Castro, reconoció que las acciones que se han emprendido en la Región muestran una reacción del crimen organizado, lo  que acentúa, dijo, el clima de inseguridad.

“Ha habido golpes que se han dado desde áreas estratégicas de comunicación de la delincuencia organizada, hasta el desarticulamiento de células y grupos, y en ese sentido es el coletazo que se da casi de manera natural ante este tipo de acciones”, dijo.

El alcalde añadió que la autoridad debe estar preparada ante las reacciones que se desprendan por parte de los delincuentes en respuesta a las detenciones y estrategias emprendidas por los cuerpos de seguridad pública, por lo que culminó a las diferentes áreas a estar listos y para generar políticas de prevención.

Según la estadística en el 2010, en Torreón se registró la muerte de 4 elementos de la policía municipal, mientras que en el 2011 la cifra se incrementó un 84 por ciento al reportarse 24 fallecimientos también relacionados con el crimen organizado.

El edil rechazó se esté observando un desgaste o incapacidad del programa Laguna seguro al expresar que “La gran clave de este programa es de que se está enfocando a temas de desarticulación, de  inteligencia  y de investigación que a nuestro punto de vista han resultado más efectivas”; sin embargo, son los municipios de Torreón, Matamoros y San Pedro los de mayor número de muertes, al igual que Saltillo.

Olmos Castro expuso que en la actualidad los esquemas de delincuencia se han modificado y desafortunadamente se están utilizando mujeres  que han caído y son parte de las cifras de muerte en la región que van en aumento.

Ante lo anterior, dijo que es necesario considerar implementar en la Laguna la creación de una policía Metropolitana que atienda las necesidades de seguridad en base a las condiciones geográficas y de cercanía con el estado de Durango; de lo contrario, apuntó, no se podrá atender la problemática.

El 13.2 %  de las muertes son jóvenes menores de 20 años de edad

El incremento en muertes y ejecuciones en la entidad obedece a la disputa entre las distintas bandas del crimen organizado, sostuvieron el Secretario de Gobierno, Miguel Ángel Riquelme Solís y el Fiscal General interino en la entidad, Domingo González Favela, quienes consideraron que ello no indica que gran parte de las víctimas sean civiles inocentes.

Sin embargo, entre las características que destacan en los análisis del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, destaca que en el 85 % de los casos se trata de  ejecuciones, y el resto agresiones y enfrentamientos. Se desprende además que la mayoría de quienes mueren tienen menos de 30 años de edad.

La información detalla que del total de fallecimientos, un 23 por ciento son personas entre los 21 a los 30 años de edad,  de 31 a 40 años se trata de un 18.6 por ciento, de 16 a 20 años se reporta un 11.1 por ciento, de 41 a 50 años un 6.6 por ciento y menores de 15 años en un 2.1 por ciento.

En Coahuila,  89.8 por ciento son hombres y el 7.1 mujeres, considerando un 3 por ciento que no se logró determinar. La mayor parte de las ejecuciones en un 62.7 por ciento de los casos se cometen en la vía pública, el 8.2 por ciento en propiedad privada, el 10.9 por ciento en negocio y un 18.2 por ciento está sin determinar.

“No podemos negarlo, hay presencia de delincuencia en el estado y creo que estos signos de violencia no son más que la manifestación de su presencia y hoy debemos estar muy atentos y responder a estos ataques”, señaló Domingo González.

Sin embargo, y a pesar de la estadística consideró que durante los meses de implementación del operativo “Laguna Segura” hubo una notable disminución en los delitos, “no todo es la presencia de militares, policías sino es responsabilidad de todos, son temas en los que debemos trabajar de manera coordinada, todos los órdenes y la ciudadanía”, dijo.

Por su parte, el Secretario de Gobierno, Miguel Ángel Riquelme Indicó que Coahuila se reforzó desde hace varias semanas con la llegada de 800 militares, de los cuales 600 se apostaron a la Región Sureste y 200 a Torreón, con el objetivo de reforzar los operativos para disminuir los índices delictivos, por lo que actualmente son más de dos mil soldados los que operan en la entidad.

Así mismo, se tienen  alrededor de 400 agentes federales, de los cuales 150 están en La Laguna y en los próximos días se esperan más elementos.

Recuperan sólo a 8 de los mil 600 desaparecidos, dos muertos

Por motivos desconocidos y datos que se han reservado por seguridad de las víctimas, en los últimos meses se registró en Coahuila la liberación de 6 personas por parte de los propios grupos criminales, y se encontraron en Tamaulipas dos cuerpos, de los mil 600 ciudadanos que se presume están desaparecidos en la entidad.

Uno de los fenómenos vinculados directamente con la declaratoria de guerra del Presidente Felipe Calderón a las bandas del crimen organizado, de acuerdo a declaraciones de quienes integran FUNDEC, es la desaparición forzada de cientos de personas en nuestra entidad.

Blanca Martínez, coordinadora del Centro de Derechos Humanos Fray Juan de Larios, de la Diócesis de Saltillo, en entrevista exclusiva con UNIMEDIOS reveló que  en el 2011 fue el año con la mayor cantidad de desapariciones, cuyo principal indicador refiere a adolescentes de entre 15 y 17 años, así como familias completas, que en algunos casos se llevaron con menores de 0 a 2 años de edad.

“Tenemos niños de menos de un año que desaparecieron junto con la familia, sobre todo en el norte del estado, se trata de menores de entre 0 y 2 años de edad, hablamos de niños de menos de un año de edad que desaparecieron junto con sus padres”, dijo.

En el caso de la recuperación de víctimas que representa tan sólo el 0.5 por ciento del total de desaparecidos, indicó, “De los que nosotros tenemos registrado, si se han recuperado algunas personas, pero no porque hayan sido buscadas sino porque por alguna razón las liberaron, o porque en algún operativo casualmente coincidieron con estas personas que estaban detenidas, pero son las menos”.

“No se tiene información por seguridad, no se permite hablar con ellas, incluso por las condiciones de afectación psicológica con la que regresan no permiten hablar con ellas”, reiteró tras destacar que es en el 2007 cuando comienza el fenómeno, pero fue hasta el 2009 cuando comienzan a denunciarse.

A pesar de que la Fiscalía General de Coahuila presume la desaparición de aproximadamente mil 600 personas en la entidad, sólo se han presentado denuncias en 280 casos, cuyas familias optaron por organizarse en Fundaciones y asociaciones para afrontar la burocracia gubernamental que les ha impedido conocer el paradero de sus seres queridos.

Blanca Martínez, lamentó los vacíos legales y la indiferencia del Estado y la federación por dar seguimiento a una problemática, que destacó, está vinculada directamente con la declaración de guerra que hizo el Presidente de la República al narcotráfico.

“Desgraciadamente ni las autoridades federales ni estatales han tenido la capacidad o han querido asumir la problemática en su dimensión y lo único que han hecho es contribuir a que haya más víctimas civiles inocentes, a que la escalada de violencia vaya en aumento, y por lo tanto esto los hace cómplices y responsables de violaciones a los derechos humanos a nivel internacional”, destacó.

Explicó que una de las limitaciones en la Procuración de Justicia es que si no existe denuncia no hay problemática, además de que la desaparición forzada es un delito que no está tipificado en la entidad, por lo que señaló, no se le da el tratamiento adecuado.

“Pedimos piedad, que los regresen vivos”

“Que los regresen vivos, ellos son inocentes”, este es el clamor de decenas de familias que pugnan por una justicia que no encuentran en el sistema judicial y que a razón de la falta de respuestas se encomiendan a Dios para mantener la esperanza de encontrar a sus hijos, esposos y hermanos, víctimas de la desaparición forzada.

En Coahuila se puede contar la historia de centenas de familias que sufren la misma tragedia, el común denominador es que todos desaparecieron en estas tierras norteñas y no se tiene ningún rastro de ellos.

Brandon Esteban Acosta Herrera a estas fechas habría cumplido 10 años y festejado junto a su madre, pero el 29 de agosto del 2009 cuando viajaba con su padre Gerardo y sus tíos Gualberto y Esteban rumbo al aeropuerto de Ramos Arizpe, fueron interceptados y “levantados” en la carretera Saltillo- Monterrey.

Lourdes perdió a cuatro integrantes de su familia en un solo evento, pero se niega a creer que están muertos, “Yo nada más les pido piedad, a las personas que los tengan les suplico, y nada más, yo no quiero nada contra nadie. Mi corazón me lo dice (que están bien), los estoy esperando todos los días y no me voy a caer. Toda mi vida me he acercado a Dios y se que él me los va a traer”.

Como si sólo hubieran ido de viaje, Lourdes platica cómo la rutina del hogar se mantiene intacta en espera del regreso de sus cuatro seres queridos, “Los estamos esperando, todos los días desde que amanece”.

Unidos por una causa, que ante sus circunstancias se torna en súplica a todos los sectores para ayudar a encontrarlos, se han creado redes con personas de todo el país, pues manifiestan, que sólo quien vive una situación de este tipo, puede comprender el dolor que alguien puede vivir a cada minuto.

“Nosotros los queremos vivos como se los llevaron, los necesitamos”, así se expresa Yolanda quien reportó la desaparición de su esposo Antonio Verastegui González y su hijo Antonio de Jesús Verastegui de 19 años de edad, que fueron vistos  por última vez en un camino vecinal del Ejido el Cadillal, Municipio de Parras de la Fuente, el 24 de enero del 2009.

“No entendemos porque pasan estas cosas, nuestros familiares son inocentes, y no entiendo a esa gente, porqué se los llevó. Que me regresen a mi hijo y a mi esposo, es lo único que yo pido. Y tengo una esperanza y una fe muy grande en Dios, solamente él nos puede ayudar”, declara.

Unidos por el dolor, madres, hermanas, hijas, amigos y amigos de quienes se ausentaron de manera forzada de sus hogares, enviaron palabras de aliento a sus seres queridos en espera de que reciban su mensaje “que tengan fe en Dios, porque Dios es muy grande y para él nada es imposible”.

Gobernador de Coahuila respalda estrategia de Calderón, PRI la rechaza

Para los líderes de los partidos políticos en Coahuila, la legislación vigente resulta insuficiente para combatir al crimen organizado, y mientras Acción Nacional respalda la estrategia federal, postura a la que se sumó el Gobierno que preside Rubén Moreira Valdéz; para el Partido del Sol Azteca y el tricolor es una política errónea que solo genera más muertes de civiles inocentes

Salvador Hernández Vélez, Presidente del CDE del PRI, señaló “Me parece que la estrategia de combatir al crimen organizado tiene que revisarse, no hay duda que el Gobierno federal debe combatir a la delincuencia, pero el hecho de que en este proceso haya tantos muertos y además no haya disminuido la violencia ni el incremento del uso de drogas, debe obligar a las autoridades federales y otros niveles de gobierno a hacer una revisión de las estrategias”.

Apenas el pasado 9 de enero el Mandatario Rubén Moreira Valdéz reiteró su respaldo al Presidente Felipe Calderón y a la estrategia de seguridad que implementa para combatir la delincuencia; y a su vez, éste le reiteró su compromiso de trabajar hombro con hombro en bienestar de los coahuilenses.

A pesar de que el ex Gobernador Humberto Moreira Valdéz fue el principal crítico de las acciones emprendidas por la Presidencia de la República, y posteriormente en su gestión  como líder del PRI Nacional, cuestionó programas y cifras en materia del empleo y seguridad; en esta ocasión, el Gobernador en turno, Rubén Moreira, mostró coincidencias con las estrategias federales.

El Gobernador de Coahuila, plasmó su discurso con la intención de trabajar de manera coordinada con el Gobierno federal y agradeció al Presidente el apoyo en obras que se han dado a Coahuila, “Deseamos manifestarle nuestra total disposición de trabajar unidos y sumar esfuerzos para que todos podamos vivir en un México próspero, más tranquilo y en paz. Lo he dicho públicamente, respaldamos su política de seguridad pública para esta nación”, expresó.

Sin embargo, para el PRI en esta entidad y a nivel nacional se requiere una revisión de la estrategia, pues a decir de Salvador Hernández Vélez no ha disminuido la violencia ni el número d muertes.

El líder del PRD, Mario Robles Molina coincidió en que la estrategia federal está generando mayor violencia “yohe sido de los que siempre han pensado que la violencia no se radica con violencia,  tendríamos que buscar entre todos a contribuir en eliminar esto, pero buscar otros mecanismos”, apuntó.

Por su parte, el Presidente del PAN Coahuila, Carlos Orta Canales, rechazó que la violencia que se ha desatado sea responsabilidad del Gobierno Federal, pues dijo, las muertes que se registran son de integrantes del crimen organizado y no de civiles, por lo que calificó como correcta la política de combate que se sigue.

NUMERALIA

Muertes en Coahuila por rivalidad delincuencial

Municipios

2006

2007

2008

2009

2010

2011

 

 

Acuña

3

0

2

SD

5

Allende

1

1

SD

2

Arteaga

19

SD

19

Francisco I. Madero

2

1

5

SD

8

Frontera

1

SD

1

General Cepeda

1

SD

1

Matamoros

2

3

6

15

SD

26

Monclova

3

SD

3

Múzquiz

1

SD

1

Nava

3

SD

3

Parras

1

1

SD

2

Piedras Negras

1

3

8

SD

12

Ramos Arizpe

1

1

1

SD

3

Saltillo

2

4

2

15

150

173

San Juan de Sabinas

2

SD

2

San Pedro

3

2

15

SD

20

Torreón

12

61

135

316

741

1265

Viesca

1

2

SD

3

Villa Unión

1

SD

1

0

18

78

179

384

891

1550

  • La nueva era de la publicidad

  • Noticiero Capital Noticias 91.3FM

  • Acontecer/El Heraldo de Saltillo

Top