UNIMEDIOS/ JESSICA ROSALES.- A pesar de la gran demanda de docentes por obtener una plaza, en la escuela primaria Nuevo México del municipio de Ramos Arizpe, los alumnos de primer y sexto año tienen 8 días sin maestros de primero y sexto grado, lo que ha afectado gravemente los procesos de enseñanza de sus estudiantes.Ante la falta de maestros las madres de familia se turnan para cuidar a los niños de primero

La preocupación de los padres por el descuido de los grupos que ascienden cada uno a aproximadamente 37 alumnos, ha obligado a las madres de familia a ocupar su tiempo personal y turnarse para cuidar a los de primer año, pues señalan que la Secretaria de Educación ha sido omisa y discriminatoria con este plantel.

El impacto mayor se da en los alumnos de sexto grado, que a pesar de estar próximos a cursar la secundaria son distribuidos en grupos de otros niveles de segundo a quinto año, viendo contenidos que no corresponden a su grado de enseñanza.

“Los grupos están turnados entre los maestros que hay, ningún niño aprovecha nada, en Secretaría no nos resuelven nada, la planeación supuestamente iba a ser hoy por no sé qué motivo se suspendió hasta nuevo aviso”, explicó Gabriela Escobar García, Presidenta de la Mesa Directiva de Padres de Familia.

Explicó que desde el pasado día 30 de enero, los maestros responsables dejaron las aulas, ya que se jubilaron, incluso manifestó que dichos docentes no tomaron su derecho a 3 meses de pre jubilatorio, por lo que ante la omisión de la Secretaría ya no pudieron permanecer en la enseñanza, pues concluyó su periodo obligatorio de acuerdo a la ley.

La escuela Primaria Nuevo México se encuentra ubicada en la colonia Santa fe en el municipio de Ramos Arizpe en las orillas de esta ciudad, y ha enfrentado una serie de problemáticas de las cuales la Secretaria ha sido indiferente y solo ha actuado bajo presión de los propios padres de familia, quienes han optado en algunos casos por tomar las instalaciones para ser escuchados.

De este asunto se informó a la Secretaría de Educación, y ante la omisa respuesta, los padres de familia, además de manifestar su preocupación, han establecido un plan extraordinario para cuidar a los niños de primer año, que al igual que los de sexto la cantidad asciende a 37 niños por grupo, lo que consideran también una cuestión discriminatoria.

Ante la promesa de la asignación de nuevos maestros, volvió a surgir la indiferencia de las autoridades educativas que dejaron a los padres de familia esperando en una reunión escolar que nunca se realizó.

“La tarea de cuidar a los niños del primer año se da en los dos turnos, por tratarse de infantes que requieren de atención que se les brinda por los mismos padres en las instalaciones educativas”, señaló una de las madres afectadas.

No obstante, las madres de familia insisten en la  asignación de maestros ya que ellas no cuentan con la capacidad necesaria para adelantar a los alumnos en los contenidos escolares a fin de que puedan aprovechar la ausencia de los maestros.

“Si los niños no asistieran por culpa de los padres el DIF ya nos hubiera denunciado, pero cuando es responsabilidad de la propia autoridad nadie hace nada, aquí no hay asistente ni nadie que pueda apoyar”, indicó.

Publicaciones similares