Home >> Coahuila,Estado >> Es posible prevenir la incapacidad visual, señala especialista del IMSS
Es posible prevenir la incapacidad visual, señala especialista del IMSS

UNIMEDIOS/ JESSICA ROSALES.-  La diabetes mellitus, que es causada en la mayoría de los casos por el sobrepeso y la obesidad, es uno de los principales factores de riesgo para sufrir discapacidad visual e incluso ceguera, debido a que se relaciona con padecimientos como retinopatía diabética y glaucoma.

Ernesto Díaz del Castillo Martín oftalmólogo del IMSS señaló que las dos enfermedades antes mencionadas junto a las cataratas representan hasta el 95 por ciento de las afecciones que producen incapacidad visual.

El especialista explicó que es importante que la población mayor de 40 años de edad, con antecedente familiar de padres o hermanos con discapacidad visual, con obesidad y presión arterial alta, acuda con el médico familiar a valoración y éste, en caso de ser necesario, lo envíe a revisión con el oftalmólogo.

Destacó que una de las complicaciones más frecuentes de las personas con diabetes mellitus es la retinopatía diabética, la cual daña de forma progresiva e irreversible la vista por la afección a los vasos sanguíneos de la retina –capa de tejido en la parte posterior del interior del ojo–, ya que ésta transforma la luz y las imágenes que entran en el ojo en señales nerviosas que son enviadas al cerebro.

Por ello, dijo, es necesario prevenir una complicación y esto se logra al evitar padecer diabetes, lo cual es posible con un estilo de vida en el que se corrijan malos hábitos de nutrición como una dieta rica en grasa y carbohidratos, al preferir verduras, frutas y alimentos con fibra, así como el consumo de dos litros de agua y práctica de actividad física durante media hora todos los días.

En ese mismo sentido, la oftalmóloga María de Lourdes Soto Hernández, señaló que a pesar de que glaucoma no es prevenible, sí es posible realizar el diagnóstico temprano por los especialistas del IMSS, siempre y cuando el derechohabiente acuda a revisión periódica de sus ojos a partir de los 40 años de edad y antes de que aparezcan los síntomas de pérdida de la visión.

“El factor de riesgo más importante es la herencia, que el paciente tenga antecedentes de glaucoma en la familia; también que cursen con miopía, diabetes, hipertensión o ser de raza afroamericana. Al ser el glaucoma la segunda causa de ceguera mundial su prevalencia es parecida a la diabetes; a los 40 años la frecuencia en población general de glaucoma es alrededor de 2.3 por ciento y a los 70 años, en algunos países, alcanza hasta 12 por ciento”, dijo la especialista.

Respecto a las cataratas, señaló que aunque no son prevenibles, con el diagnóstico temprano se realiza cirugía y la vista es recuperable; en este padecimiento es posible retardar su aparición con el uso constante de lentes oscuros antes de salir a la calle y estar en contacto con el sol.

“En el glaucoma el diagnóstico temprano hace la diferencia, que haya discapacidad visual o no; en cambio, las cataratas todos las padecemos después de los 40 años de edad y conforme pasa el tiempo aumenta la frecuencia de presentación, pero con una diferencia muy importante entre una y otra enfermedad; en ésta, con cirugía es reversible, en cambio en el glaucoma se controla la presión, pero no se recupera la vista”, explicó Soto Hernández.

Ambos especialistas coincidieron en la importancia de que los menores, al cumplir cuatro años de edad, acudan a su primera revisión con el oftalmólogo para diagnosticar o descartar problemas de vista de la infancia y que situaciones como ver televisión o la computadora por muchas horas, más que discapacidad, provoca resequedad en el ojo, pero un problema mayor a mediano plazo es el de la obesidad a temprana edad y los riesgos que conlleva.

 

  • La nueva era de la publicidad

  • Noticiero Capital Noticias 91.3FM

  • Acontecer/El Heraldo de Saltillo

Top