En gobiernos panistas se multiplicaron despojo de tierras por empresas extranjerasUNIMEDIOS/MÉXICO DF.-La Confederación Nacional Campesina manifestó hoy que la lucha de Emiliano Zapata sigue latente porque tras 12 años de gobiernos panistas se trabaja para recuperar a la nación, pues en lo que respecta al campo durante ese período se multiplicaron los despojos de tierras a ejidatarios del país por parte de empresas extranjeras.

En el marco del 134 aniversario del natalicio del héroe revolucionario, el senador Gerardo Sánchez García, presidente de la CNC, se refirió también a que por la sequía y la falta de apoyos a los productores en la administración pasada se haya incrementado la renta de las tierras en el norte del país hasta  un 80 por ciento, situación que se trata de remontar con programas que arraigan a los campesinos en sus lugares de origen.

Es por esto, consideró, que el espíritu de  Zapata sigue vigente porque hay que continuar con  organización para defender el derecho de los campesinos a sus tierras que se hayan amenazadas por compañías mineras trasnacionales que a toda costa pretenden apoderarse de los recursos  naturales de México, de desarrollos turísticos y de fraccionadores habitacionales que pretenden lo mismo.

En este sentido, reconoció el desempeño que realiza la nueva secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU) que “tiene la gran tarea de potenciar el desarrollo rural en un clima de paz, certeza jurídica y armonía con el medio ambiente”.

Porque, como sostiene Jorge Carlos Ramírez Marín, se repartió la tierra más no la justicia, ya que en muchas ocasiones donde se siembra para la producción de alimentos termina convertida en fraccionamientos que enriquecen a otros menos a sus auténticos dueños, los ejidatarios.

El senador Gerardo Sánchez se sumó, de esta forma, al llamado del gobierno federal a los campesinos de que no vendan  ni renten sus tierras y, en todo caso, reconoció la importancia de crear inmobiliarias campesinas y frenar el crecimiento de la mancha urbana, con la gravedad de que, según datos oficiales, en el pasado no hubo planeación y hoy existen cerca de 300 mil viviendas del INFONAVIT en el país.

El líder de la CNC destacó que, afortunadamente, ahora en el campo hay señales alentadoras de voluntad política para transformar el agrarismo mexicano, no sólo combatiendo la pobreza, sino convertir las parcelas en espacios productivos con acceso al financiamiento, insumos, asistencia técnica y nuevos mercados.

Para el senador guanajuatense, el actual gobierno de Enrique Peña Nieto ha establecido cinco prioridades para el desarrollo del agro mexicano: seguridad alimentaria; justicia con el campo con seguridad social; un campo productivo que invierta en tecnología; un campo rentable y un campo sustentable.