POR TERESA QUIROZ

UNIMEDIOS, SALTILLO, COAHUILA.- En elefantes blancos se han convertido los relojes del Bicentenario colocados en el 2008 en cada capital de los 31 estados del país, así como en el Zócalo de la Ciudad de México, que sin utilidad siguen consumiendo energía pagada por los municipios. Reloj del Bicentenario en Saltillo

El diputado del PRI, José Luis Moreno Aguirre, señaló que el consumo descabellado de electricidad de estos aparatos, solo han servido como una carga en las cuentas de luz de los municipios, por lo que dijo, es necesario que los Ayuntamientos asuman la responsabilidad y le den un uso.

Mencionó el reloj del Bicentenario ubicado al  norte de la Plaza José María Morelos en Saltillo,  que hasta el momento permanece encendido sin ninguna utilidad, con el cronómetro marcando ceros y sólo consumiendo energía eléctrica, toda vez que su inversión sólo estaba programada para llevar una cuenta regresiva al momento exacto del cumplimiento del Bicentenario de la Independencia.

Moreno Aguirre, consideró que el gasto que hizo el Gobierno Federal, a través del Comité de Festejos del Bicentenario de la Independencia y Centenario de la Revolución, fue excesivo y poco transparente, tomando en cuenta que el reloj digital actualmente no tiene ninguna utilidad adicional.

Sin embargo, advirtió que después de ser rescatado, el reloj  podría utilizarse al menos para dar la hora de manera exacta y que no permanezca ocioso, considerando el capital que se gastó en su inversión.

Es así que de los 34 relojes de cuenta regresiva que se instalaron a partir del 2008 en las Entidades Federativas (uno adicional en el DF y otro más en Guanajuato) por parte de la Agencia Turissste, y cuyo costo fue de 11 millones 726 mil pesos, al día de hoy la mayoría se encuentra sin utilizar y se desconoce el uso final que se le dará.

Así mismo, se adquirieron tres relojes  de manera especial con un tamaño muy superior y un costo que rebasó los 3.5 millones de pesos cada uno.

Cabe destacar que fue el 16 de septiembre de 2008, en el zócalo de la Ciudad de México, cuando el presidente Felipe Calderón Hinojosa inauguró el reloj con cuenta regresiva para los festejos del Bicentenario de la Independencia y Centenario de la Revolución Mexicana; y el  16 de septiembre de 2010 se terminó la cuenta del reloj del Bicentenario y el 20 de noviembre de 2010 el del Centenario.

Publicaciones similares