Home >> En el tintero >> El número 20
El número 20

tinteroEn el tintero

Por Jessica Rosales

Zánganos y ladrones, fueron las supuestas causas de la salida de 19 funcionarios de  primer nivel de la administración de Isidro López Villarreal en estos tres años de gestión. A decir de los propios despedidos, su salida fue injusta y responde  -en algunos casos-, a diferencias políticas al interior del PAN en Coahuila.

Hace algunas semanas se concretó el despido número 20, pero ante las circunstancias estuve analizando varios calificativos que pudiera adjudicarle a Miguel Beltrán, ahora ex director de Protección Civil municipal.

¿Honesto? ¿Responsable? ¿Previsor? Beltrán pisó  cayos ¡Qué va! pisó pies completos.

Su intención por clausurar una de las áreas de Food Truck Park no tenía otra intención más que prevenir accidentes tanto a los visitantes de esta gran área de convivencia familiar, y de los propios dueños del lugar, un grupo de jóvenes empresarios.

Pero había un pequeño inconveniente, uno de los socios de este gran complejo es pariente directo del alcalde Isidro López.

Las reacciones no se hicieron esperar, al salir del lugar Miguel Beltrán recibió una llamada ―A partir de este momento, ni se te ocurra presentarte nuevamente a trabajar, estás despedido― sonó en el teléfono una  voz no enojada, enojadísima.

Beltrán es un hombre que a pesar de saber que estaba en problemas decidió responderle a su superior sin miramientos, ―Con todo respeto, pero yo me presentaré hasta que me hagan mi liquidación como marca la ley―.

Al día siguiente, el ex director de Protección Civil, acudió junto con su abogado a las oficinas de administración para pelear su despido, no estaba conforme con presentar obligatoriamente su renuncia, y argumentó que tiene derecho a una buena liquidación.

Sergio Robles Garza, Coordinador de Protección Civil y Bomberos siempre me ha parecido un hombre honesto y congruente, que no tolera un acto de injusticia, y sostengo mi opinión. Pero ¿logrará mediar la situación?, toda vez que los jefes lo consideraron un agravio directo a su familia.

Lo más complicado, es que ni siquiera fue el alcalde Isidro López quien hizo el despido, esa tajante decisión y la propia llamada a Beltrán, la hizo una mujer con gran peso en la administración. Y conste que no fue Doña Esther Quintana.

  • La nueva era de la publicidad

  • Noticiero Capital Noticias 91.3FM

  • Acontecer/El Heraldo de Saltillo

Top