Con un agradecimiento a todos los que como lectores, anunciantes, patrocinadores, editores, columnistas, colaboradores, redactores, reporteros, fotógrafos, diseñadores, asistentes y repartidores hicieron posible que la revista Metrópolis llegara sus primeros tres años de vida, especialmente a Martín Valdés por su confianza y apoyo incondicional

Por Julián Parra Ibarra

De manera directa en su encabezado, pero deslizando sutilmente lo que vendría enseguida, el periodista Ricardo Alemán nos regaló esta semana en el periódico Excélsior una columna, en la que nos presenta –desmenuzados-, datos de lo que está ocurriendo en el panismo nacional, en la residencia de Los Pinos, así como entre la ‘nomenclatura’ albiazul, por el camino sobre el que está transitando la campaña de Josefina Vázquez Mota, su abanderada presidencial rumbo a las elecciones del 1 de julio.

‘¿Y si cambian a Josefina?’ Así titula Alemán su columna, en la que destaca la incapacidad de la abanderada panista y su equipo de campaña, ya no para alcanzar, sino al menos para recortar la distancia fluctuante alrededor de los 20 puntos porcentuales que, desde el inicio de las campañas, le lleva el abanderado priista Enrique Peña Nieto.

Subraya que al huésped principal de Los Pinos le mantiene ‘con el Jesús en la boca’ la debacle de la campaña de la candidata Vázquez Mota, y todavía más por el hecho de que en la semana previa al debate, en las mediciones diarias de la empresa GEA/ISA que viene publicando el Grupo Milenio en los diarios del grupo desde el inicio de las campañas, el abanderado de las izquierdas, Andrés Manuel López Obrador, la ha rebasado al menos en una ocasión.

El esquema de GEA/ISA para sus mediciones, no es la de los resultados de la encuesta de hoy, se revela hoy mismo en Milenio TV y se publica mañana en los diarios. No. El esquema es la suma de las tendencias de los tres días anteriores. Por ejemplo, en los resultados publicados en su edición de este viernes, son resultado de las encuestas aplicadas durante martes, miércoles y jueves.

Es decir, apenas fue a partir del jueves cuando se empezó a reflejar el resultado del debate del domingo anterior. En la medición diaria publicada este viernes, el abanderado priista Enrique Peña Nieto aparece con 46.5 por ciento de la preferencia electoral real; seguido de Andrés Manuel López Obrador, de la Coalición Movimiento Progresista, con 24.2 por ciento. La panista Vázquez Mota se empieza a quedar notoriamente rezagada con 23.5 aunque todavía dentro del marco de un ‘empate técnico’, mientras que el panalista Gabriel Quadri ya aparece con 5.8 por ciento.

Quien lo dijera, la izquierda rebasando por la derecha.

Quien lo dijera, Quadri cuya tarea era conseguir dos puntos porcentuales para salvar el registro del partido de ‘La Maestra’, tras el debate no solamente parece haber cumplido el objetivo para el cual fue puesto como candidato presidencial, sino que si mantiene esta tendencia y lo traduce realmente en el mismo porcentaje de los votos efectivos el 1 de julio, le estará garantizando al Panal la supervivencia, pero además con un  buen monto de recursos para la siguiente elección federal.

En su columna del pasado jueves, Ricardo Alemán dice que ya empezó una embestida ordenada desde Los Pinos, en la que los secretarios de Estado tratarán de apuntalar con declaraciones contra el priismo y su candidato, la campaña de su abanderada. Yo añadiría que el banderazo de salida lo dio el propio presidente Calderón en esta semana, cuando dijo que la del panismo era la única opción que teníamos los mexicanos.

¿Será? Digo, no sé qué tan buenas o malas puedan ser las otras opciones en relación con la blanquiazul, pero de plano ¿Es la única, no hay ninguna otra, tan jodidos estamos pues los mexicanos que no nos queda otra más que seguir comiendo de la misma pitufisopa?

Desde Los Pinos pues –sugiere Alemán-, se ha ordenado que se deje caer todo el peso del gobierno federal contra el candidato priista, y en favor de su abanderada.

Sin embargo, y aquí es donde está la sutileza de su sugerencia, señala que entre los miembros de la ‘nomenclatura’ panista, “ya apareció el pánico y se escucha la especie de que se acabó el tiempo, que llegó el plazo fatal –mediados de mayo- para esperar que la candidata Vázquez Mota remontara su desventaja con el puntero. Si no logró ese objetivo es tiempo de pensar, en serio, en un Plan ‘B’ ¿Y cuál es el Plan ‘B’?

No pocos hablan de explorar el cambio de candidata. Al tiempo”.

La sutileza de Ricardo Alemán no impide detectar la precisión de ‘cambio de candidata’, es decir que ¿podría venir otra mujer a suceder a Josefina en la candidatura? ¿Otra mujer? ¿Qué mujer en el panismo nacional podría estar tan bien posicionada como para pensar en que fuera el relevo de Vázquez Mota?

No crea usted que soy mal pensado, es solamente una pregunta ¿Tendrá esta hipótesis del reemplazo algo que ver con lo que hace unas semanas declaró Felipe Calderón en el programa Tercer Grado, de Televisa?

Ahí, Carlos Marín, director editorial de Milenio le soltó la pregunta diciéndole que como dirían en el barrio, “la neta, ¿se ve usted como consorte de la presidenta de este país”?

Y Calderón respondió afirmativamente, que así como su esposa (Margarita Zavala) lo ha apoyado siempre en su carrera política, él la apoyaría a ella en una eventual candidatura presidencial en el 2018.

En el recuento de los daños, en ‘el día después del debate’, ya empiezan a surgir los damnificados, y si se sigue buscando debajo de los escombros, seguramente se encontrarán más, y hasta en tanto no se realice el corte de caja, no se sabrá la magnitud de los daños. Respecto a quién ganó el debate, usted tendrá la mejor opinión, pero en quién fue el gran perdedor, las evidencias apuntan hacia la casa de campaña del PAN.

Y, una vez más insistiré, para el panismo sería una verdadera tragedia transitar en una sola elección, de la Presidencia, hasta el tercer lugar. Y que se apuren, no vaya a ser que al rato con quien estén disputando la posición, sea con Gabriel Quadri.

jparrai@yahoo.com

julianparra@coahuiltecamedios.com

Publicaciones similares