UNIMEDIOS/ JESSICA ROSALES.- Al destacar que la fórmula que se aplica actualmente para la distribución del Fondo de Aportaciones  para la Educación Básica en los estados, discrimina a entidades con serios problemas económicos para atender las necesidades de educación, el Congreso de Coahuila, pedirá a las autoridades federales realicen una modificación.Víctor Zamora Rodríguez

El Diputado, Víctor Zamora Rodríguez, presentó un punto de acuerdo en el Congreso local para que  se considere como componente de la misma la población en edad escolar en lugar de la matrícula escolar.

Expuso que los nuevos criterios de distribución de los recursos federales del FAEB a los estados toman en cuenta: la Matrícula escolar (50%), rezago educativo (20%), inversión estatal en educación (20%), y calidad educativa (10%).

La nueva fórmula de distribución de los recursos federales del FAEB, tenía la intención de lograr un equilibrio entre los estados de manera que se pudiera dar un desarrollo armónico de la educación nacional, donde las diferentes regiones fueran atendidas y estimulando a los estados para que realizaran inversión propia en el sector educativo.

Sin embargo, el diputado señaló que en la realidad regional, prácticamente desde la aplicación de esta fórmula se favoreció la disparidad entre los estados, las que se profundizan cada vez más, ya que los factores de mayor peso en la formula, como el tamaño de la matrícula y la inversión estatal, no reflejan la diversidad socioeconómica que se enfrenta, ni se toma en cuenta que es mucho más costoso atender las comunidades remotas y marginadas que las poblaciones urbanas.

“A lo anterior habrá que agregar ahora, la situación de un número altamente significativo de jóvenes entre 15 y 29 años que no estudian ni trabajan y que según la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) representa el 24.4% en el caso de México, siendo las mujeres mayoría en este rubro. Para la OCDE hay 36.2 millones  de los jóvenes de los llamados NINIS si consideramos como edades las de 12 a 29 años”, explicó.

Dijo que por ser recientes los estudios acerca de este fenómeno social, las cifras varían según las fuentes, sin embargo es una situación que tiene que ser enfrentada, para el caso de Coahuila se habla de 17 mil jóvenes que ni estudian ni trabajan (15-29 años) número que se incrementa si consideramos el rango de edades entre 12 y 29 años.

De esta manera, insistió que con la formula actual del FAEB se han profundizado las diferencias regionales en educación y se ha tenido que echar mano de Fondos de Compensación que ya rebasan los 5 mil millones de pesos anuales para ser asignados a los estados con problemas para atender ese sector, al grado de que algunos de los mismos se han planteado como mejor opción, regresar a  de la federación los servicios educativos.

Publicaciones similares