UNIMEDIOS/ JESSICA ROSALES.- Luego del anuncio de senadores del PAN por Coahuila para reclamar 2.2 millones dólares que fueron confiscados en Estados Unidos de una cuenta bancaria de Javier Villarreal, ex tesorero de Coahuila; el Secretario de Finanzas en la entidad, Jesús Ochoa Galindo, aseguró que no existe evidencia que esos recursos haya salido del Gobierno del Estado.Javier Villarreal

El recurso fue interpuesto en la Corte Federal de Corpus Christi por el senador Luis Fernando Salazar Fernández el pasado 13 de marzo, último día para que venciera el plazo de reclamar el dinero incautado con relación a la cuenta 26-2673-031320 congelada por el “Bank Butterfield and Son de Las Bermudas”.

El funcionario estatal, insistió en que no existe un documento que acredite que fueron transferidos recursos del erario a una cuenta particular, por lo que el Estado no ha emprendido ningún tipo de recurso legal al respecto.

“No sé si sea político, pero lo que si les puedo decir es que en el Gobierno del Estado no existe evidencia física, ningún cheque ni ninguna transferencia a alguna cuenta específica”, respondió a pregunta expresa sobre el hecho.

Señaló que las investigaciones de las distintas instancias siguen su curso, aunque dijo desconocer el estatus de las mismas.

Ante la posibilidad de reclamar el recurso, Ochoa Galindo dijo que se harían las acciones pertinentes pero reiteró, “pero no tengo evidencias, cómo reclamo algo que yo no tengo evidencias”.

Por la mañana, el Presidente y Secretario General del Partido Acción Nacional en Coahuila, Carlos Orta Canales y Bernardo González, respectivamente,  junto con la senadora Silvia Garza Galván respaldaron la acción emprendida por el senador Luis Fernando Salazar para hacer dicho reclamo ante las autoridades de Estados Unidos.

La senadora Silvia Garza que se exige que los fondos del demandado sean propiedad del Estado de Coahuila, la adjudicación de los fondos del demandado deben ser devueltos a la Secretaría de Finanzas del Estado, además de que se solicita la adjudicación de todos los fondos subsecuentes que se aseguren  en este procedimiento para beneficio del Estado de Coahuila.

En un banco de Bermudas, autoridades de Estados Unidos rastrearon y confiscaron una cuenta con 2.2 millones de dólares del exfuncionario Héctor Javier Villareal Hernández, uno de los implicados en el endeudamiento del gobierno de Coahuila, por lo que se presume que los recursos serían parte del dinero obtenido de forma ilegal mediante préstamos bancarios irregulares.

Las investigaciones que se iniciaron en su contra en el estado revelaron que justificó ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) la autorización de créditos por tres mil millones pesos con decretos inexistentes expedidos por el Congreso local.

Fue detenido en noviembre de 2011 en México y sujeto a proceso penal, pero debido a que el delito que se le imputaba no es considerado grave obtuvo la libertad bajo fianza, para al final huir.

La Procuraduría General de la República (PGR) también lo investiga desde 2011, a partir de las denuncias presentadas en su contra y otros exfuncionarios de Coahuila, por parte de la Procuraduría Fiscal de la Federación, que detectó operaciones ilícitas a través de bancos como Santander y El Bajío.

Al descubrirse y congelarse los 2.2 millones de dólares a nombre de Villareal Hernández, se informó que “los investigadores afirman en una demanda civil que el ex secretario coahuilense participó en un esquema de ‘lavado’ de dinero”.

Explicaron que el ex servidor público obtuvo préstamos fraudulentos de bancos mexicanos. El dinero fue enviado a una cuenta de banco en Brownsville, Texas, antes de pasar a otra institución crediticia en Las Bermudas, según la investigación que rastreó la triangulación de activos; lo que permitió que las autoridades de Estados Unidos confiscaran el dinero depositado en el paraíso fiscal.

Publicaciones similares