Home >> Coahuila >> En diciembre vence el plazo para migrar a la factura electrónica 3.3
En diciembre vence el plazo para migrar a la factura electrónica 3.3

POR JESSICA ROSALES

UNIMEDIOS/ SALTILLO, COAHUILA. 10 de octubre de 2017.- Con el objetivo de evitar malas prácticas y errores en la emisión de la factura electrónica, el Servicio de Administración Tributaria hizo un llamado a los contribuyentes para migrar a la versión 3.3, cuyo plazo vence el próximo primero de diciembre.

La Administradora Desconcentrada del Servicio al Contribuyente del SAT, Grethel Berenice Ramos Mercado, advirtió que no habrá prórroga por lo que conminó a los ciudadanos a actualizarse en el nuevo formato que le permitirá hacer los procesos de manera más ágil y además tener garantía de que su trámite fiscal está protegido.

Destacó que la oficina a su cargo abarca 18 municipios de Coahuila, entre ellos, Saltillo, Ramos Arizpe, Arteaga, General Cepeda, Parras, Monclova, Castaños, por mencionar algunos.

El primero de julio entró en vigor el nuevo formato de la factura electrónica versión 3.3, la cual cambia respecto de la versión 3.2 en su componente técnico para mejorar la calidad de la información, con lo que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) fiscalizará de una manera más fácil a todos los contribuyentes.

El SAT explica que la factura es la fuente de información para integrar las declaraciones anuales y agilizar el proceso de facturación, así como vigilar el cumplimiento de las obligaciones de los contribuyentes.

Aunque la nueva factura entró en vigor el pasado 1 de julio, es posible continuar emitiendo facturas en la versión 3.2 hasta el 30 de noviembre, pero el SAT recomiendan no esperar hasta el último momento para comenzar a emitir facturas con los cambios, lo mejor es iniciar desde ahora.

Uno de los cambios son los diferentes tipos de comprobante. Ingreso, egreso y traslado, son tres tipos de factura que se emiten actualmente.

Sin embargo, a partir de la actualización del Anexo 20 se integra un comprobante de recepción de pagos y un comprobante de nómina.

Las modificaciones en las reglas permiten tener información más confiable y de mejor calidad para evitar que el emisor cometa errores. Es muy común que al emitir una factura existan erratas en el RFC lo que genera problemas.

Con la nueva factura se validará el RFC de la factura, de tal suerte que si al momento de expedirla se captura mal la información, la factura será rechazada.

En este cambio hay preocupación de algunos contribuyentes en el sentido de que piensen que el SAT no los va a dejar facturar. Lo que se hará es corregir de origen un error y evitar que el cliente regrese meses después a pedir modificación y cancelación de facturas.

Los impuestos se registran de manera global lo que no permite identificar qué gravámenes le aplican a cada uno de los conceptos registrados en el comprobante.

En la nueva versión, estos registros de impuestos se van a realizar a nivel de concepto, es decir, en cada concepto se identificará la base de impuesto (ISR, IVA, IEPS) así como el tipo de factor, que puede ser a través de una tasa o cuota o si está exento de algún impuesto y el importe de impuesto calculado.

También se validará que cada uno de los impuestos que se incorporen coincida con los datos que se incluyen en el catálogo de impuestos.

  • La nueva era de la publicidad

  • Noticiero Capital Noticias 91.3FM

  • Acontecer/El Heraldo de Saltillo

Top