POR TERESA QUIROZ

UNIMEDIOS/ SALTILLO, COAHUILA.- Frente a la llegada de la temporada invernal y los cambios de temperatura, la Secretaría de Educación en Coahuila, carece de un censo de escuelas que no cuentan con los instrumentos para mitigar los estragos del frío, como es el caso de ventanas en las aulas. 5-InsMaria-Elena-Alvarado-Morales-Directora-del-IEEA

La Subsecretaria de Educación Básica en Coahuila, María Elena Alvarado Morales señaló que se tiene conocimiento de carencia en diversos planteles; sin embargó, señaló que aún no se realiza una investigación de campo que pueda precisar en dónde habrá que tomar medidas al respecto.

“En eso estamos con el área de planeación tenemos un programa en donde se están viendo las necesidades que son muchísimas y con el apoyo de los padres de familia y la secretaria las vamos resolviendo” puntualizó la funcionaria.

Destacó la importancia de saber que para la temporada invernal, existen criterios que los padres de familia deberán considerar para que envíen a sus hijos a las escuelas, ya que las clases no se suspenden por cuestiones climatológicas.

Indicó que si media hora antes de la entrada de clases en el nivel preescolar el termómetro marca  0 grados, los padres tomarán el criterio de enviar  o no a sus hijos, mientras que en primaria  el margen es de 1 grado bajo cero y en secundaria 3 grados bajo cero.

Reiteró que en el tema de los cristales ya se está revisando por parte del área de planeación,  y aseveró que esto se lleva acabo con el único fin de proteger a  los niños, aunque reconoció que no se previó con oportunidad esta situación.

Para finalizar, María Elena Alvarado, destacó que en la mayoría de los planteles se cuenta con el apoyo de los padres de familia que con consejos de participación social, apoyan a las escuelas y van reponiendo los vidrios que faltan; mientras que en otras, debido a su ubicación se pone un vidrio y a la semana vuelve a faltar.

Por lo anterior, invitó a la comunidad estudiantil, padres de familia, comunidad educativa y maestros, sensibilizarse sobre este tema para evitar que sean los propios alumnos quienes dañen las ventanas.