UNIMEDIOS/ TERESA QUIROZ.- Usuarios del servicio que ofrece la Clínica del Seguro Número 2, se quejan de la prepotencia y falta de sensibilidad del personal administrativo de la institución, ya que refieren que han recibido malos tratos por parte de los empleados de la institución.

Los afectados manifestaron que por parte de médicos, enfermeras, camilleros e internistas, también han recibido un trato poco profesional e irrespetuoso, por lo que de ellos podría haber muchas quejas, ya que estas personas ejecutan de manera ineficaz y tardada  su trabajo.

“Yo solo le venia a preguntar que para cuando era mi cita, y ella agarro mis hojas y me las rayo, que por que ese día no iba a haber anestesiólogo, a ver como le compruebo yo a la doctora que no me hicieron los estudios si ella me rayo la hoja; yo solo quería preguntar” Ramona Vázquez Amaya, usuaria del servicio desde hace 33 años.

No todas las encargadas de estos departamentos tienen la mejor actitud, y es que comentaron que la cajera de urgencias no siempre se mantiene en su lugar y la manera de atender a los usuarios a la hora de cobrar es con prepotencia y un cierto desdén para los que menos tienen.

“Me dieron mi cita a las 8:30, y es fecha (10:40) que no pueden atender ya tengo más de dos horas aquí esperando y siempre es así, los doctores se tardan mucho no respetan los horarios, ah pero si uno es el que llega tarde le quitan la cita y tiene que volver a pedir otra vez”  comentó Mari Carmen Hernández.

Además de especificar que las instalaciones incurren en ciertas irregularidades, derechohabientes manifiestan su inconformidad con la falta de ayuda por parte de quienes ahí laboran, pues en el caso particular de Juana María Gaitán, señaló que los elevadores no permiten que esposo quien tiene cáncer y no se puede mover con facilidad suba de manera segura a la planta alta de la clínica, corriendo el riesgo de que por tanto movimiento y esfuerzo caiga desvanecido en cualquier momento.

Por otra parte mencionaron que estas cuestiones son coronadas por la enorme prepotencia de la recepcionista de urgencias, ya que señalan que no da indicaciones completas, no orienta a los usuarios,  de manera adecuada y además hace gala de su falta de tolerancia.

Es importante señalar que todo el personal que aquí se menciona pertenece al turno vespertino del hospital, y aunque algunos de los inconformes aseguraron haber metido su queja al buzón que ahí se encuentra, desearon hacerlo también por este medio.

Por ello, los usuarios piden el apoyo de las autoridades competentes para poder regular esta situación, toda vez que los padres de familia dicen no estar por su gusto y mucho menos tienen que ser víctimas de personas que no tienen vocación de atención.
Imagenes de Raymundo Bazaldua

Publicaciones similares