UNIMEDIOS/ SALTILLO, COAHUILA.- Bernardo González Morales, secretario general del Partido Acción Nacional en Coahuila condenó enérgicamente el irresponsable actuar del Gobierno del Estado con relación a la entrega de despensas, esto porque al día de hoy son en su mayoría militantes priístas los encargados de repartir apoyos sociales a través del cuestionado y polémico programa de Comités de Política de Asistencia Social (COMPAS).Francisco Tobías y Sergio Sisbeles

Bernardo González expresó que los priístas Francisco Tobías y Sergio Sisbeles se encuentran repartiendo cajas con alimentos en Saltillo, cuando el primero es director de la Comisión Estatal para la Regularización de la Tenencia de la Tierra Urbana y Rústica de Coahuila (CERTTURC) y el segundo secretario ejecutivo del Consejo Estatal de Seguridad, éste ultimo nombrado el pasado 5 de septiembre por el PRI Coahuila delegado distrital para operar electoralmente en Saltillo.

“El PAN Coahuila condena como el Gobierno del Estado se empeña en hacer las cosas mal, no comprendo que tiene que hacer Francisco Tobías director de Tenencia de la Tierra regalando despensas o peor aún, no es correcto que un delegado distrital del PRI Coahuila entregue apoyos a nombre del Gobernador como ellos mismos lo presumen con cinismo en las redes sociales”. Indicó.

González Morales manifestó que próximamente se interpondrá una denuncia ante la Procuraduría General del Estado de Coahuila para que se investigue y castigue el financiamiento de apoyos sociales con fines político-electorales, expresó que para la elección local en 2014, el PAN mantendrá la postura de denunciar cualquier anomalía como ésta con la finalidad de llevar un proceso justo y democrático.

El secretario general explicó que no comprende cómo a pesar de tantos problemas en los que se encuentra el Gobierno del Estado como el “Moreirazo”, la deuda impagable, carencias en infraestructura, desaceleración financiera y desempleo, focos rojos en materia de seguridad, entre otros, sigan empeñados en coaccionar el voto a través de los programas sociales.

Bernardo González añadió que a Leopoldo Lara, presidente del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana ya no se le puede exigir imparcialidad, porque cada vez se demuestra con pruebas sólidas que el supuesto organismo electoral en el estado es una dependencia más del PRI-Gobierno, ya que no escucha a la oposición y su única voz de mando es la que emane de las oficinas del PRI.

Publicaciones similares