UNIMEDIOS/ TERESA QUIROZ.- Durante el marco de inclusión de grupos vulnerables al sector productivo de la sociedad, asociaciones como AMEVER manifestaron que falta mucho por hacer y que  esto es apenas el inicio de muchas cosas y un compromiso a favor de los grupos desfavorecidos ya que  todos los días buscan cómo salir de situaciones tan adversas.

 La asociación agradeció a la Secretaría de Trabajo del Estado de Coahuila  por su interés su, su trabajo, colaboración, compromiso y responsabilidad con los grupos vulnerables y  señalaron que los discapacitados deben ser vistos por el Congreso y éste aprobar leyes sobre una realidad incluyente, y que no se pierdan en el discurso.

 Así mismo AMEVER  analizó la posibilidad de recibir apoyo por parte del municipio en cuestión de calles y banquetas ya que destacó a diario son incontables los accidentes que llegan a ocurrir a las personas invidentes, que transitan por el centro histórico de la ciudad.

  “La variación entre las solicitudes y la colocación de personal con alguna discapacidad no avanza como debiera ya que las empresas desconfían de los jóvenes discapacitados, cuando según la asociación en ocasiones son ellos más responsables que una persona sin limitaciones físicas.

 Reconoció que es bajo el  porcentaje de trabajadores discapacitados, aunque aseguró que la cultura de la inclusión laboral es algo en lo que se está trabajando, pero que es un proceso largo que requiere de un cambio cultural.

 Cabe mencionar que según la Secretaria del Trabajo, solamente el 25 por ciento de las empresas instaladas en la entidad han mostrado interés por sumarse a este programa de inclusión donde  la discapacidad motriz es la más relegada en el sector laboral, otra de ellas es la visual, por lo peligroso que pudiera representar para las personas que se emplean.

Imágenes de Raymundo Bazaldua

Publicaciones similares