UNIMEDIOS/JESSICA ROSALES.- Sin importar los antecedentes penales de los migrantes que son repatriados de Estados Unidos a México, cada año se regresan a nuestro país alrededor de 400 mil indocumentados  sin ningún control, producto de la apatía de estos países , lo cual que impacta directamente en los estados fronterizos de ambas naciones.

Lo anterior fue denunciado por diputados de México y congresistas de Estados Unidos, en el inicio de los trabajos previos a la 24 conferencia legislativa fronteriza que se lleva a cabo en Coahuila, y en la que además del tema migratorio se expondrán paneles con relación al desarrollo económico, repatriación, manejo de emergencias en la frontera, así como el tráfico de personas.

El evento binacional, cuya sede es Saltillo, registra la participación de diputados locales de los 6 estados mexicanos y  congresistas de 4 estados norteamericanos  en la que se plan que comparten una franja fronteriza de más de mil kilómetros con 90 millones de habitantes, al ser la tercera potencia económica mundial.

El diputado local del PRI en Coahuila, Ramiro Flore Martínez, indicó que gran parte de los miles de migrantes que son repatriados ni siquiera son mexicanos, lo que genera incertidumbre a la población, ya que tampoco existen sistemas de detección de aquellos que tienen un antecedente criminal, promoviendo con ello la inseguridad del país.

“La mayoría de ellos (repatriados) traen problemas con la justicia, y todos ellos se quedan en nuestra frontera o los grupos delictivos los ingresan a sus filas, lo que representa un problema. La situación es producto de la apatía de ambos países para atender y ofrecer un control de las repatriaciones con un seguimiento adecuado a través de expedientes”, indicó.

Añadió, “Si nos avisan con tiempo, que van a mandar  personas por Nuevo Laredo, por ejemplo, pero sólo si esas personas ya fueron investigadas, revisar su nacionalidad, antecedentes, y si son delincuentes darles un seguimiento eso facilitaría a México el hecho de recibirlos”.

En relación al tema del operativo de “Rápido y Furioso” el congresista de Nuevo México, Andy Núñez, dijo que es algo que se está revisando y aseguró que fue un error que no deberá pasar nuevamente, para lo que se estarían vigilando las aduanas, con el fin de evitar el contrabando de armas.

Destacaron que los Congresos de México y Washington buscan homologar leyes que permitan atender las diferentes problemáticas, entre ellas el tráfico de armas; sin embargo, en el tema de las armas Andy Núñez reconoció que se requiere un cambio a la Constitución de Estados Unidos, lo cual es difícil que ocurra.

“Esas armas son las que están usando los cárteles, y yo entiendo incluso escuche ayer que la persona que pescaron en la casa blanca utilizó un arma que obtuvo del Rápido y Furioso. En Estados Unidos, la constitución dice que toda persona tiene derecho –si no es criminal- de tener armas, la única forma de evitar el contrabando es cambiar la constitución, pero yo no veo que lo vayan a hacer”, dijo.

La XXIV Conferencia Legislativa fronteriza se llevará a cabo los días 18 y 19 en la ciudad de Saltillo, Coahuila, cuyas conclusiones se entregarán a los congresos de ambos países, embajadas y consulados así como a los gobiernos federales de ambas naciones.

Publicaciones similares