UNIMEDIOS/ En el marco de la firma del convenio de Coordinación en materia forestal que llevo a cabo el Gobierno del Estado de Coahuila con el Director de la CONAFOR a nivel nacional, Juan Manuel Torres Rojo, esté dijo que para poder reparar y prevenir las áreas siniestradas a lo largo del país, la dependencia tiene destinados 800 mil millones de pesos, asegurando que el recurso destinado a Coahuila es solo la quinta parte del presupuesto que autoridades estatales implementan para estas labores. 

Destacó que se está trabajando para atender de manera oportuna los incendios que se lleguen a presentar, ya que recordó que durante el año pasado en ocasiones la ayuda de la CONAFOR, como el helicóptero  y el abastecimiento de combustible para su funcionamiento llegaban de manera tardía provocando pérdida de tiempo para los brigadistas.

Señaló que  se impartió un curso básico del sistema de mando de incidentes a 40 brigadistas de los estados de Coahuila, San Luis Potosí, Zacatecas, Sonora, Chihuahua, Tamaulipas y Durango, y señaló que en estas acciones se involucra a la Profepa, Semarnat, Protección Civil y a los compañeros del gobierno estatal no hayan tomado esta capacitación.

Destacó que cuando se tiene un siniestro forestal de una magnitud importante, la administración de los recursos humanos, técnicos y los materiales se vuelve un tanto complejo, así como la atención del incendio.

Ya que recordó que el año pasado el éxito que se tuvo en el combate del fuego se debió a que establecieron un plan de trabajo que permitió salir del mismo sin lamentar ninguna vida, ya que todo estuvo coordinado.

Por otra parte, en su arribo a Saltillo, aseguro que fueron más de 130 hectáreas en su mayoría de sotol y matorral las que se destruyeron en los dos incendios forestales que comenzaron el pasado viernes en el municipio de Arteaga, a un lado de la carretera a Los Chorros, y en la comunidad La Ifigenia.

Dijo que  la moraleja en estos dos incendios fue la oportuna coordinación de personal de los tres niveles de gobierno, la participación de la sociedad civil que coadyuvó con sus brigadas, voluntarios y desde luego de los dueños de algunas propiedades campestres que tienen por ahí, lo que provocó una buena sinergia para la oportuna de los dos incendios.

Por ultimo  exhorto a la ciudadanía a cuidar los bosques durante esta temporada de Semana Santa que se avecina al no tirar colillas de cigarro y apagar las fogatas en caso de que acudan a las serranías, ya que considero los meses de abril y mayo como los más propicios para que se presenten este tipo de percances naturales.

Con imágenes de Raymundo Bazaldua

 

Publicaciones similares