Home >> Coahuila >> Comerciantes del Centro exigen frenar abusos del BOM

POR JESSICA ROSALES

UNIMEDIOS/ SALTILLO, COAHUILA.- Empresarios socioculturales del Centro Histórico de Saltillo, solicitaron al Secretario de Gobierno, Víctor Zamora Rodríguez, sostener una reunión con los comerciantes para exponerles su preocupación por los abusos de los que han sido objeto por parte de elementos de la Base de Operaciones Mixtas (BOM).

Esta agrupación está integrada por elementos del Ejército Mexicano, policía operativa del Estado y efectivos municipales.

En fechas pasadas, elementos de la policía operativa y del ejército irrumpieron en el negocio de comida conocido como “Las Delicias de Mi General”, en donde revisaron y molestaron a los comensales, argumentando la falta de actualización de un permiso estatal.

Por ello, la propietaria del lugar interpuso una denuncia penal por los daños causados y el abuso cometido por los efectivos que calificó de humillaciones y malos tratos.

Es así, que los empresarios del ramo turístico y restaurantero a través de dicha solicitud al Secretario de Gobierno indicaron que algunas de las acciones realizadas dentro de sus comercios por los integrantes de los operativos, les preocupan, y generan temor entre clientes, trabajadores y ciudadanos en general.

Se dijeron en la mejor disposición de colaborar con las autoridades, pero pidieron una acción ejemplar del Estado para evitar que continúen ocurriendo hechos como el del restaurante “Las Delicias de Mi General”, que señalan no es el único que ha sido víctima de estos acontecimientos.

Esta es la carta que en fechas pasadas compartió la propietaria del restaurante afectado en redes sociales:

Clientes y amigos:

Las delicias de mi General, se disculpa por el incidente de esta noche.

Autoridades Correspondientes:

El día de hoy alrededor de las 11:00 p.m llegaron a mi negocio, diciendo que era un operativo. En un minuto el lugar se lleno de soldados y GATES armados, revisando las bolsas de comensales que esta noche celebraran con nosotros el espectáculo de día de muertos. Ninguno se identificó, el que llevaba el mando un tipo prepotente y grosero, su acompañante, venía en estado inconveniente. Sacaron a la gente a medio cenar. Se quedó toda la producción del domingo en cocina, algunas ollas con comida caliente que no podíamos refrigerar.

El problema para ellos fue que en los papeles de la licencia de alcoholes no estaba el refrendo del estado, el cual no me percaté que la cervecería no me entregó, solo el municipal.

A los que me conocen y saben de mi trabajo, también saben del enorme esfuerzo que su servidora ha hecho por estar ahí. Trabajo no solo por ganarme un peso, también por fomentar la cultura y tradiciones en mi espacio.

Honesta y honorable y parecía que un Narcotraficante estaba debajo de una mesa, intimidando a los comensales y tratándome muy lejos de lo que soy: una dama con todas sus letras.

Acabada de operar, con una recesión de meses por las obras del centro, hoy nos enfrentamos a una pérdida de un domingo que para nosotros es el mejor día, para ajustar salarios e insumos. Mas los días que me lleve darles una copia del refrendo, mas la multa, mas todo lo que esto implica.

Es un abuso de autoridad lo sucedido, un atentado a mis garantías individuales y de mis clientes que fueron esculcados y que además de una manera voraz desprestigiando el lugar que con años de trabajo y esfuerzo hemos podido levantar mis hijos y una servidora.

No es la manera justa de actuar de la autoridad y mucho menos hacer una diligencia dentro de la ley.

¿Cómo prosperar con actos de esta barbarie de poder? Soy una luchadora incansable de mi amado Centro Histórico, de mi entorno y comunidad. Estoy triste, desilusionada, y vamos, el dinero tendrá arreglo, mi moral está desquebrajada y mi honestidad herida. Catorce empleados, se quedarán sin nómina el día de mañana, porque no soy rica, ni empresaria, trabajo día a día para serlo.

130 tamales, la reja con los 35 kilos de queso que apenas íbamos a guardar, una enorme olla con mole recién hecho, el pozole que aun no estaba frío se quedaron en la cocina.

¿Quién responderá por esto?

¿Esto vale una copia de un refrendo?

Ante cada carpeta de alcoholes que me cuesta $10,000.00.

Mas todo el gasto de protección civil, solo por cablear para pasar el visto nuevo hemos gastado mas de $20.000.00 por ser una casa antigua, $12,000.00 del retardante de fuego, $10,000.00 de extinguidores y lámparas de emergencia para seguridad de nuestros clientes. Mas planos , tramites, servicios primarios etc. Y así puede pensar la autoridad que tiene uno dinero como para venir a clausurar y me faltó la inspección de gas, de estructura, de electricidad.

No se como nombrar este abuso, esta humillación que es para mi persona haber sido tratada como una delincuente.

Si un poco de sensatez existe no harían estas bajezas. Tengo un restaurante familiar, cultural, no un antro de mala muerte. Y si esperaban una “mordida” lo siento, no soy corrupta. No cometí ningún delito, aunque me trataron como si fuera una delincuente y aparte asustaron a las familias presentes que disfrutaban una obra de teatro, un musical de día de muertos.

Soy fuente de empleos y antes de yo poner un centavo en mi bolsa, primero son ellos, porque todos trabajamos por necesidad.

Justicia

Ivonne Monica Orozco Matus

Top