UNIMEDIOS/ JESSICA ROSALES.- A pesar de la solicitud de la Diócesis de Saltillo, para que el matrimonio gay no se legalice en Coahuila, la fracción parlamentaria del PSD en el Congreso Local presentó una iniciativa para otorgar el beneficio igualitario y modificar el código civil, a fin de que este grupo de la población acceda a beneficios sociales, incluso a la adopción.Coahuila se convertiría en el segundo estado en aprobar matrimonio gay

El diputado del Partido Social Demócrata, Samuel Acevedo, explicó que Coahuila se convertiría en el tercer estado en aprobarlo, después del Distrito Federal y Oaxaca, ésta última obligada por la Suprema Corte de Justicia de la Nacional.

En relación a las declaraciones del Obispo Raúl vera López, respondió que afortunadamente en el Congreso los sacerdotes no votan por lo que la autorización dependerá de los legisladores y no de la iglesia.

“Afortunadamente el matrimonio en nuestros Código Civil no es un contrato religioso, es un contrato civil y los curas no vota, votan los diputados, es simplemente no regatearle la igualdad a quienes tienen esa preferencia”, expresó.

Añadió, “Yo nada más le pido, como dice la biblia al César lo que es del César y a Dios  lo que es de Dios,  al Gobierno lo que es del Gobierno y a la religión lo que es dela religión; aquí afortunadamente los diputados no son religiosos y los religiosos no pueden votar, se trata de promover la igualdad, necesitamos respetar esa libertad”.

Samuel Acevedo,  consideró que aquellas personas que se opongan  a este tipo de avances están tomando una actitud discriminatoria hacia un grupo de la población.

Confió en que esta propuesta se apruebe en la actual legislatura, y reveló que algunos compañeros diputados de otras fracciones parlamentarias le han manifestado su respaldo, además del propio Gobernador de Coahuila, Rubén Moreira Valdez.

Consideró que actualmente el Código Civil discrimina al establecer la aprobación de contraer matrimonio entre dos personas sólo entre hombre y mujer,  por lo que reiteró que buscan eliminar esta precisión para permitir a las parejas del mismo sexo acceder a los derechos que le corresponden.

“Actualmente el pacto civil no protege a la pareja y si podemos abrir en la legislación el matrimonio entre dos personas, independientemente del sexo que tengan se abre la posibilidad que alcance toda la protección del IMSS, las pensiones, incluso la adopción”, dijo.

A pesar de lo anterior, expuso que no se pretende desaparecer el Pacto Civil, pues dijo, puede servir para otros propósitos incluso para personas de diferente sexo que no tienen que ver con la unión matrimonial que ahora se esta planteando.

El diputado fue cuestionado sobre el porcentaje de personas con preferencia sexual distinta en la entidad, a lo que respondió, “no hay una estadística pero las organizaciones hablan que entre tapados y destapados hay alrededor de un 20 por ciento”.