UNIMEDIOS/ JESSICA ROSALES.- Ante los hechos que han evidenciado las fallas de seguridad en los ceresos de Coahuila, el Gobernador Rubén Moreira Valdéz, reconoció que en la entidad existe un rezago de cinco décadas, al admitir que la infraestructura no está preparada para reos de alta peligrosidad, por lo que solicitará al Gobierno Federal el traslado de este tipo de delincuentes que purgan condenas en las cárceles del Estado.

El Mandatario, expuso que además se pretende legislar en materia de extinción de dominio, así como la aplicación de  brazaletes para evitar sobre población en los ceresos, aunque expuso que en Coahuila no se tiene ese problema.

“Lo que sí nosotros estamos pidiendo, es que en el CERESO que nosotros entregamos o donamos a la Federación, ya se concentren todos los reos federales que tenemos en todas las partes del estado. Una de las hipótesis que surgen, es que, la fuga, temieron ser enviados a CERESOS federales”, indicó.

Reveló que en próximas fechas se reunirá con la Comisión Nacional de Derechos Humanos  a fin de implementar `programas que permitan realizar revisiones periódicas y convertirse en una entidad líder en ese tema.

Consideró que es necesaria una reforma al sistema penitenciario así como la construcción de mayor número de prisiones al señalar que “Cuando a mediados del Siglo XIX, para bien del mundo se empezó a suprimir la pena de muerte, entonces se dijo – la gente tiene que estar en las cárceles- ; y esas cárceles tienen que ser un territorio controlado. Coahuila tiene rezago de cinco, cuatro décadas completas en materia de penales, fueron construidos con otra característica”.

Añadió, “Una característica, que con leyes, además de readaptación, que tenía otra finalidad y que era para otro tipo de criminales. Entonces tenemos ese rezago que hoy lo tenemos que enfrentar y lo voy a enfrentar de esa manera: con nuevos mecanismos; con inversión que tenemos que hacer”.

Moreira Valdéz expuso que con el tema de extinción de dominio se le incautarán los bienes a los delincuentes y esto les impedirá que sigan controlando desde las cárceles, además destacó que los recursos se invertirían en programas de atención a víctimas, a fin de resarcirles al menos parte del daño que se les ha causado.

Consideró que al sacar reos con delitos menores y tener su registro con brazaletes, el Estado se quitará una carga innecesaria, con lo que la autoridad se podrá encargar de los reos de alta peligrosidad. En este sentido, explicó  que se solicitó al Secretario de Seguridad Pública la instalación de tres módulos para este tipo de  reos.

Publicaciones similares