POR JESSICA ROSALES

UNIMEDIOS/ CIUDAD DE MÉXICO.- En 2013 los estados de Aguascalientes, Coahuila, Chihuahua, Durango, Nuevo León, San Luis Potosí y Zacatecas  trabajarán en un programa de microcuencas, de  zonas áridas y semiáridas, con acciones orientadas a la restauración forestal, ya que son las entidades más golpeadas por la sequía en 2011 y 2012.Coahuila entre los estados con mayor daño forestal por sequía

Así lo dio a conocer el Director General de la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR), Jorge Rescala Pérez, en el marco del Día Mundial de la Lucha contra la Desertificación que se conmemora este 17 de junio, y señaló que  este año se consolidarán  acciones orientadas a disminuir la sequía y los impactos en la degradación de suelos en México.

Rescala Pérez dijo además que en el país existen 93 millones de hectáreas afectadas por algún tipo de degradación de suelos, que va de la moderada a la severa, motivo por el cual la CONAFOR reorienta y fortalece las estrategias nacionales en ecosistemas de bosques, lo que integra líneas de acción específicas para la conservación y restauración del uso del suelo y el agua, microcuencas,  reforzamiento del proyecto de Bosques y Cambio Climático y el programa de cuencas hidrográficas prioritarias.

Manifestó que se tiene una coordinación multisectorial para fortalecer el Sistema Nacional de Lucha contra la Desertificación y la Degradación de los Recursos Naturales.

En el evento, el Director General de la CONAFOR declaró que en las tierras secas viven las personas más pobres del mundo; la FAO estima que a escala mundial la degradación y la desertificación afecta a una cuarta parte del planeta.

Explicó que las causas de degradación de tierras son el exceso de cultivos, el sobrepastoreo, la deforestación, entre otros, lo que ha llevado a la desertificación, fenómeno que provoca pobreza y migración por la escasez de alimentos por falta de suelo fértil.

“Convoco a concientizar de manera individual y colectiva sobre los riesgos de la sequía y la escasez de agua. Todos somos responsables de la conservación del agua y la tierra. La desertificación avanza y se desplaza por el territorio nacional provocando baja en la productividad, escasez de alimentos, pobreza y migraciones”, concluyó Rescala Pérez.