UNIMEDIOS/ TERESA QUIROZ.- Tras la baja de 579 policías saltillenses de las corporaciones de seguridad municipales, el Alcalde de Saltillo aseguró que su administración sigue comprometida con la seguridad de los ciudadanos, y aseguró que cerrará su administración con mil policías en activo.

Jericó Abramo Maso, señaló que recibió la administración con 850 uniformados, aunque actualmente sólo se encuentran operando 467 elementos, ya que durante su mandato la cifra fue disminuyendo por no aprobar las pruebas de control y confianza, y por colaborar con las fuerzas del crimen. 

Cabe mencionar que las pruebas suelen ser aplicadas de manera sorpresiva al personal preventivo y de tránsito de la Dependencia de Policía Municipal, cuyas  acciones forman parte de un requisito que establece la Secretaria de la Defensa Nacional para la portación de armas de fuego.

Con ello además se permite que la Policía Preventiva Municipal de Saltillo pueda adquirir más armamento y compra de cartuchos. Además que permiten destituir a los malos elementos y tener una policía confiable.

Por otra parte señaló que en la actualidad los policías tienen un mejor nivel de vida ya que perciben un sueldo que oscila entre los 12 mil pesos hasta más de los 20 mil dependiendo del cargo.

El edil, aseguró que pese a que el número de policías no cubre el promedio de ciudadanos por habitante, la policía municipal de Saltillo es más eficiente ya que los elementos que actualmente se desempeñan como efectivos son confiables y están acreditados por los exámenes, “Preferiría quedarme con 1 policía honesto y confiable que con 850 corruptos” aseveró.

Destacó que la capacitación en la academia para los elementos tendrá una duración de tres meses, además de reiterar que el sueldo que reciben los elementos de la corporación es el más alto de todos los municipios del estado, por lo que incito a los uniformados a no bajar la guardia ya que el corazón y la vocación es un arma muy poderosa para vencer al crimen.

Dijo que al policía hay que hacerlo profesional ya que si ellos logran visualizar que la carrera policial tiene mucho futuro, brindaran un mayor y mejor servicio, llegando a que los futuros altos cargos ya no sean de militares, sino de personal capacitado, confiable y acreditado.

 Para finalizar, Jericó Abramo Maso, aclaró  que todas las entidades mexicanas viven un momento complicado en cuanto a la incidencia de delitos y que dentro de esta administración no se van a tolerar malos elementos en la corporación, ni a quienes se presten a cuestiones delincuenciales o que extorsionen a la gente.

“Hay lugares, como Laredo en donde la policía municipal desapareció,  por que no pudieron, nosotros el entramos de lleno, exponiendo mi vida, la vida de mis trabajadores, pero no descansaré hasta el último día de mi trabajo en Saltillo” sentencio Abramo Maso.

Publicaciones similares