Bajas temperaturas, estiaje y mortandad de ganado; predicción para 2012

 *Considera Conagua es peligrosa combinación de fenómenos hidrometeorológicos

 

Por: Jesús “Pancho” Hermosillo

La predicción de la Comisión Nacional del Agua para el 2012 advierte sobre la presencia de 40 frentes fríos, los de mayor severidad durante los meses de enero y febrero, mortandad de ganado y un prolongado estiaje que dejará las principales presas de Coahuila a los niveles más inferiores en su historia.

De acuerdo a los pronósticos del titular de la Conagua, José Luis Luege Tamargo, Coahuila está considerado como uno de los estados más críticos del noreste del país, además de que en esta entidad habrá de combinarse dos factores hidrometeorológicos considerados como de máxima peligrosidad para la actividad agrpecuaria: las bajas temperaturas y la sequía.

Al tomar en cuenta las estadísticas de mortandad de ganado durante 2011, las nulas lluvias en este mismo año y la poca producción en la Comarca Lagunera, las condiciones para 2012 se antojan poco halagadoras para quienes se dedican a esta actividad que también afectará los estados de Durango, Chihuahua y Zacatecas.

Los registros del “Monitor de Sequía de América del Norte” de la Comisión Nacional del Agua, en su más reciente reporte, correspondiente a septiembre, el norte del territorio nacional enfrenta sequía excepcional, específicamente Coahuila, Chihuahua, Tamaulipas y Sonora.

Esta situación ha provocado que la producción pecuaria esté en una constante decadencia y por consiguiente una baja considerable en los índices de venta,  lo cual ha encauzado a los ganaderos a tomar como alternativas para menguar los efectos de la sequía y falta de alimentos, la venta a precios sumamente bajos de animales con bajo peso con una oferta poco redituable, pero como única salida ante los efectos actuales.

En el centro de Coahuila, noreste de sonora, sureste de Chihuahua, así como en el norte y centro de Nuevo León, la mayor parte de Durango y occidente de Zacatecas hay una sequía extrema con impacto agrícola e hidrológica, finalizó el titular de Conagua.

Publicaciones similares