A partir  de la implementación de la nueva Ley de Alcoholes, el número de accidentes se redujo a un 60%,  así lo informó el alcalde Jericó Abramo Masso,  quien destaco  hasta el momento se han clausurado 14 establecimientos por el incumplimiento de dichas disposiciones legales.

El alcalde consideró que padres de familia aprueban esta nueva ley, puesto que se ve reflejado en que sus hijos se ven en la necesidad de regresar más temprano a sus hogares, por lo que  advirtió no se revocará ya que  son muchos los beneficios que la ciudadanía obtiene de manera directa.

También hizo la invitación a jóvenes,  clientes y trabajadores  de los centros nocturnos a acatar las nuevas reglas y no poner en duda el buen funcionamiento del decreto.

Cabe mencionar que estas medidas fueron implementadas desde el fin de semana pasado y tiene como sanciones multas que pueden llegar hasta la clausura del lugar, esto implicaría para los concesionarios una pérdida considerable en su venta, y en casos más complejos el cierre permanente de  los locales.

A pesar de que la nueva ley ya entró en vigor, dijo, los operativos para salva guardar la seguridad de los conductores durante su regreso a casa siguen llevándose a cabo en diversos puntos  de la ciudad, y no dejaran de hacerse.

Puntualizo que  las campañas de sensibilización y las multas por conducir en estado de ebriedad,  hacia los conductores saltillenses seguirán a pesar de que muchos de ellos sigan  ignorando estas nuevas medidas de seguridad implementadas por el Ayuntamiento.

Básicamente esta ley es una homologación de la propuesta estatal aceptada por el municipio, y se llegó a su promulgación a través del conceso  de síndicos, regidores y el alcalde; siendo emitida por el Congreso del Estado con la finalidad de fortalecer las acciones en materia de prevención y combate al abuso en el consumo, inhibir la comisión de infracciones y delitos relacionados con dicho consumo, así como proteger la salud de las personas de los riesgos derivados del mismo.

Además, esta iniciativa busca proteger a la población en su salud, desarrollo, seguridad y calidad de vida, y establecer los métodos jurídicos para controlar las actividades relacionadas con la venta y consumo de alcohol y, por lo tanto, la prevención y disminución de los problemas relacionados.

Imágenes de Raymundo Bazaldua

Publicaciones similares