UNIMEDIOS/ TERESA QUIROZ.- Ante la llegada de la época invernal en municipios como Sabinas y Múzquiz, se incrementa el número de avistamientos de oso negro que baja a las comunidades en busca de alimento, pues en las semanas recientes  se han reportado 30.

La Secretaria del Medio Ambiente, Eglantina Canales, hizo un llamado a la población para que en caso de ver un ejemplar pasar por su comunidad no lo moleste y llame de inmediato a las autoridades correspondientes para que le den el tratamiento adecuado, y así evitar riesgos a la integridad de los habitantes.

La titular de la SEMA, indicó que hasta que se registren las primeras heladas, previstas para el próximo mes de enero, se dejarán de tener reportes de los mamíferos en zonas pobladas; sin embargo, admitió que ya empieza a ser menos constante el tránsito de los animales por los poblados.

Indicó que durante los reportes que se atendieron este 2012 l mayoría fueron de oso negro en el estado; en 16 de los cuales fue necesaria la captura y posterior liberación de 15 ejemplares a su hábitat natural y uno se encuentra en recuperación en el zoológico de Monclova.

Precisó que el mayor avistamiento de osos negros se presenta en la serranía de Múzquiz, aunque también hay reportes en las Regiones Centro, Sureste y de los Cinco Manantiales.

Dijo que el mayor número de reportes se tuvo en las Sierras de Santa Rosa y Del Burro, en Múzquiz, así como en las cercanías a Boquillas del Carmen; en Zaragoza, la región de lo Cinco Manantiales; Sacramento, de la Región Centro, y en poblados aledaños a San Juan de la Vaquería, en la Región Sureste.

Destacó que salvo el incidente con un oso negro en Múzquiz, no se han presentado más casos de maltrato, e invitó a los ciudadanos a molestar a los animales que se encuentren en tránsito y  les dejen seguir su camino, y a llamar a las autoridades cuando el avistamiento sea en centros de población o comunidades humanas.

Así mismo señaló que en casos de avistamiento en los poblados los encargados de retirar al animal solo  recurrirán a  técnicas disuasivas con ruido o pirotecnia, mientras que en casos extremos como invasión de un hogar  si están en casas pues se procederá a la captura del oso.

Para finalizar, destacó que los encargados de salvaguardar la seguridad del animal se encuentran en continua capacitación, ya que  a principios del 2012 se empezó con talleres para el programa de contingencias en Múzquiz y Arteaga, así como en los demás municipios donde los avistamientos no son muy comunes, sin embargo reconoció que  aún falta un largo camino de capacitación.

Publicaciones similares