UNIMEDIOS/ANA NÚÑEZ.- Después de la baja de 93 elementos policiacos entre los municipios de Saltillo y Monclova, además de la renuncia de toda la policía de Progreso por no quererse someter a los controles de confianza, el ejecutivo estatal  informó que ya se dieron instrucciones a la policía estatal para que realice los rondines necesarios y asuma la responsabilidad de seguridad pública en estas ciudades.

Definió que el gobierno se encuentra dentro de la lógica de los 21 compromisos acordes con la ley, en donde quedó en claro que ningún elemento que no apruebe el examen de confianza podrá reintegrarse a sus labores, por lo que respaldó que los cuerpos policiacos de los distintos municipios estén actuando de acuerdo a lo acordado con la ley.

En el caso del municipio de Progreso, informó que ya se giraron instrucciones a la Fiscalía General del Estado para que se hagan los rondines necesarios hasta que ese ayuntamiento contrate nuevo personal de seguridad y lo capacite acorde con los estándares que se requieren para los nuevos elementos.

Sin embargo el gobernador dejó en claro que no todos los policías que reprueban el examen de confianza tienen que estar relacionados con actividades ilícitas, por lo que no se atreve a prejuzgar sobre la salida de los elementos, “no aprobar el examen de confianza, no necesariamente implica la comisión de un delito, porque son varios los elementos que se valoran ahí, desde la aptitud física hasta la emocional”.

Más enfatizó que una policía que cuenta con uniformados con un alto nivel de confianza y profesionalización se puede desempeñar de mejor manera y obtener mayores resultados en la inhibición y combate a los delitos que afectan a la ciudadanía.

Sobre la baja respuesta que ha tenido la convocatoria que realiza el ayuntamiento de Saltillo para integrar a nuevos miembros a las filas de la Academia de Policía en donde de 500 nuevos aspirantes que se esperaban solo han llegado 148, el ejecutivo estatal dijo que comprende que en momentos difíciles como este, mucha gente no opte por este tipo de carreras.

Añadió que hasta el momento espera que con la mejora de salarios se puedan atraer más aspirantes a las policías en toda la entidad, y adelantó que pronto se presentará una propuesta de mejora de salarios para las fuerzas estatales, en donde también se hará hincapié que pertenecer a la policía coloca a los uniformados dentro de un trabajo estable.

Hasta el momento el déficit de policía en Coahuila asciende a 20 mil elementos  entre municipales y estatales, por lo que definió que será una tarea durante todo el sexenio dejar en la entidad la fuerza policiaca que por el tamaño y número de población que tiene requiere.

Imágenes de Raymundo Bazaldua

Publicaciones similares