POR JESSICA ROSALES

UNIMEDIOS/ SALTILLO, COAHUILA.- Con el objetivo de reducir los recursos de la delincuencia, el Congreso de Coahuila aprobó la expedición de la Ley de extinción de dominio que permite al Estado apropiarse de los bienes adquiridos mediante un hecho ilícito en casos como secuestro, narcomenudeo, trata de personas y facilitación delictiva (halconeo).

Aprueban en Coahuila Ley de Extinción de Dominio

Aprueban en Coahuila Ley de Extinción de Dominio

Ricardo López Campos, Coordinador de la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales  explicó que el dictamen se resolvió a favor de la iniciativa presentada por el ejecutivo del Estado, misma que fue aprobada en el pleno del Congreso durante la sesión de este martes.

La Ley que comenzará a aplicarse a partir de su publicación en el Diario Oficial del Estado, establece que la muerte de probables responsables no anula esta acción, incluso el Estado podrá decomisar bienes intitulados a nombre de terceros, cuando se compruebe que fueron utilizados o adquiridos mediante un ilícito.

No obstante, señalan que si una persona inocente comprueba que es propietario de algún bien incautado podrá tener a su favor el regreso del mismo demostrando lo correspondiente.

El Gobierno de Coahuila utilizará los bienes o recursos en efectivo que sean decomisados para invertirlos en acciones de combate a la inseguridad, en el caso de dinero en efectivo la Secretaría de Finanzas abrirá una cuenta especial para resguardarlo.

“Se entiende que una persona se comporta u ostenta como dueño de los bienes materia de la acción de extinción de dominio, cuando tenga la posesión de los bienes, o detentación  material sobre el uso, destino o disposición de los mismos. Para los efectos de esta ley, los delitos anteriormente mencionados, cuando generen un beneficio económico o persigan ese fin, se considerarán delitos contra el patrimonio”, establece la ley.

La extinción de dominio procederá aun cuando no se haya dictado la sentencia que determine la responsabilidad penal, pero existan elementos suficientes para determinar que el hecho ilícito sucedió.

Se exceptúan de la acción de extinción de dominio, los bienes asegurados que resulten del dominio público o privado de la Federación, del Estado o de los municipios, se restituirán a la dependencia o entidad correspondiente, de acuerdo con su naturaleza y a lo que dispongan las normas aplicables.

Tratándose de dinero, este podrá ser administrado por la Secretaría de Finanzas, pudiendo abrir cuenta especial que genere rendimientos; en caso de que se declare extinto el dominio, los bienes pasarán al Estado, en caso contrario, se entregarán a su dueño.

Señala que la extinción de dominio, a diferencia del decomiso y la aplicación a favor del Estado de bienes asegurados que causen abandono, es una figura distinta e independiente de la responsabilidad penal, y que no implica la imposición de una pena a un delincuente por la comisión de un delito, sino que se trata de una acción real, autónoma y de carácter patrimonial, que se inicia y desarrolla en relación con bienes concretos y determinados con observancia de las garantías del debido proceso.

Publicaciones similares