Home >> Al minuto,Estado >> Apatía y sequía condenan al campo coahuilense

UNIMEDIOS/ANA NÚÑEZ.- Heladas, sequía, falta de granos suficientes para la venta y autoconsumo; aunado a la apatía de los tres órdenes de gobierno hacen que la situación del campo se vislumbre catastrófica, pues la precaria situación que viven estas comunidades en Coahuila han orillado a los trabajadores a malbaratar su ganado por precios que van desde los 500 a 3 mil pesos por cabeza.

El líder de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas, dijo que las autoridades no han querido atender este desastre además de que los apoyos enviados por la federación se pierden entre los diversos tintes políticos, “desgraciadamente nuestros diputados federales no hicieron lo suficiente para atraer recursos, estuvieron peleando 10 mil millones de pesos que nunca les dio Hacienda para la emergencia de la sequía en Coahuila”, sentenció.

El maíz, frijol y sorgo que es con lo que se alimenta a los animales, quedó fuera del alcance de los campesinos, sumado al bajo precio que pagan “los coyotes” por una vaca el cual no pasa los 3 mil pesos, mientras que cada cabra se vende en 500 pesos, debido a la desesperación de los habitantes de esas comunidades que prefieren obtener poco ingreso por el ganado, antes de que estos mueran.

José Luis Cepeda López, líder de la UNTA, subrayó que en este 2012 no solo exigirán resultados a la federación, el reclamo también irá para el gobierno estatal y municipal, con la intención de que pongan atención en este foco rojo que ha provocado una pérdida aproximada de 20 mil cabezas de ganado en las comunidades rurales del sureste.

Criticó los diversos planes de contingencia que se han establecido por los gobiernos, primero estuvo la acción de Sagarpa, quien inició un programa de cosecha en la temporada de invierno llevándose los granos que se siembran en el estado de Coahuila al sur del país, otro fue el de empleo temporal que lleva a cabo el municipio de Saltillo, del cual expresó, no soluciona el problema de fondo y solo alcanza para vivir al día.

La llegada de la nueva legislatura al Congreso local, tampoco resultó ser una esperanza para la UNTA, “los diputados que están ahí no llenan un perfil para atender el campo, tenemos un Congreso pastoreado por el gobierno del estado que desgraciadamente atiende intereses políticos y no los de la gente por la que fue electa”, aseveró Cepeda López.

Añadió que tanto el diputado Víctor Zamora Rodríguez, quien tendrá a su cargo los ejidos de la región sureste, como Noé Garza Flores actual Secretario de Desarrollo Rural, desconocen del tema y no tienen la sensibilidad para tratar con los problemas que competen al campo coahuilense. La desconfianza también llega hacia el presidente del Congreso Eliseo Mendoza Berrueto de quien dijo: “ya debería estar dirigiendo la casa del adulto mayor y no estar en esos puestos”.

Hizo una invitación para dejar de lado los favores políticos y la resurrección de viejos dinosaurios, concluyó que el campo continua siendo la última prioridad de los gobiernos actuales y solamente es importante durante la época de campañas cuando los candidatos acuden a las comunidades para solicitar el voto.

Imagenes de Raymundo Bazaldua

  • La nueva era de la publicidad

  • Noticiero Capital Noticias 91.3FM

  • Acontecer/El Heraldo de Saltillo

Top