Julián Parra Ibarra

Finalmente durante el fin de semana, el ahora ex candidato del PAN a la alcaldía de Torreón, Jesús de León Tello, aceptó públicamente los resultados de la elección del pasado 7 de julio, y con ello el triunfo de Miguel Riquelme Solís, quien habrá de convertirse a partir del 1 de enero en Presidente Municipal.

No sé si De León Tello terminó por entender que los jaloneos al interior de su partido, le debilitó toda posibilidad de una lucha poselectoral, y al cabo tomó la decisión más prudente, porque los ciudadanos aquí, en China y en la Conchinchina no ven con muy buenos ojos los pleitos una vez pasada la jornada electoral.

Es muy posible que haya escuchado a su conciencia diciendo: ¡No más violencia! ¡No más pleitos! ¡Los torreonenses no queremos eso! Y mejor optó por dar un paso al costado.

La del estribo

Antes de que se bajara la cortina en el PAN torreonense y ya cuasi instalado en la subprocuraduría de Derechos Humanos de la PGR, Jorge Zermeño Infante no dejó pasar la oportunidad de colocar la banderilla del estribo antes de ir a cumplir con su nueva responsabilidad.

En Torreón, le dijo a la reportera Yolanda Ríos, de El Siglo de Torreón, estaban dadas todas las condiciones para que su partido, el PAN triunfara en las elecciones.

Pero, subrayó, no se puede jugar con la política, y que más allá de los intereses de grupo, hay que escuchar a los ciudadanos, que así votaron y ahí están los resultados. Nomás para que lo recuerden un ratito mientras esté en el Gobierno Federal allá en el D.F.

Azul verde

Oiga, el que se voló la barda es Vicente Fox Quesada, que entre lo desteñido de sus ideales y principios ya va quedando en azul-verde, además por la proclividad que tiene a la yerba verde y seca con características parecidas a la mariguana –dirían las notas policiacas-.

Como todo un magnate empresarial, Fox tendrá que estar realizando él mismo las pruebas de control de calidad de la mariguana que en periodo de prueba, deberá estar preparando en San Cristóbal para cuando se legalice su venta ser uno de los primeros industriales en la materia.

Y en esas debió haber andado cuando dijo que era el mejor presidente que ha tenido México, incluido Juárez. Ya ven jóvenes por qué hay oposición a que se legalice el uso de la mariguana, véanse en ese espejo, luego así van a quedar.

Por Detroit

Si bien en Coahuila –ni en todo el país, tristemente- se han logrado alcanzar los estados de bienestar en cuanto a tranquilidad y seguridad se refiere, a los que aspiramos todos los ciudadanos, también es cierto que de manera paulatina en la entidad se ha ido recuperando el ambiente que teníamos hace una década.

Esto viene a colación por la nota de advertencia de viajeros emitida por el Departamento de Estado de Estados Unidos, a través de su oficina de Asuntos Consulares, mediante la cual recomienda a sus ciudadanos no viajar a Coahuila, “ya que el estado continúa experimentando altas tasas de crímenes violentos y asesinatos relacionados con narcóticos”.

A quienes elaboran estas notas de advertencia, les deberían da dar por Detroit, una vueltecita caminando para que vean lo que es ‘amar a Dios en tierra de indios’. Detroit, en Michigan, es una de las ciudades más violentas de la Unión Americana. Sólo que es habitual en los gringos ver la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio.

Honor a quien honor merece

A través del secretario Técnico y de Planeación, Rogelio Ramos Oranday, el Gobierno del Estado envió un reconocimiento al alcalde de San Pedro, Jorge Abdala Serna, por su compromiso de mejorar las prácticas en la administración municipal, encuadradas en el Programa Desde lo Local.

Durante su gestión, le dicen en el documento enviado la semana pasada, su municipio se destacó por las acciones de mejora continua que permitieron alcanzar las metas (…) mejoró su calificación en la metodología del programa y logró obtener el Premio Nacional de Desarrollo en 2012 y certificar el total de los indicadores, con lo que califica para obtener el premio en 2013

Nomás.

Publicaciones similares