POR DANIEL GUZMÁN

UNIMEDIOS / COMARCA LAGUNERA COAH.- Las altas temperaturas que en los últimos días se sufre en la región Laguna de Coahuila, endurecen la jornada laboral de cientos de trabajadores de la construcción y jornaleros que tienen que realizar sus tareas al aire libre y en las horas en las que el sol pega con más fuerza,causando en algunos problemas de deshidratación.Trabajadores agricolas

Ante esta situación, autoridades de salud hicieron un llamado para que consuman mucha agua, eviten estar demasiado tiempo bajo el sol y de preferencia protegerse con alguna crema de los rayos del sol, ya que se corre el riesgo de sufrir una insolación y hasta muerte por un paro cardíaco.

A decir de la jefa de la Jurisdicción Sanitaria 7 de la Secretaría de Salud del Estado, Concepción Vázquez Cantú, para evitar los golpes de calor, los albañiles o jornaleros deben evitar estar por varias horas bajo los incandescentes rayos del sol; además deben protegerse con alguna gorra o sombrero y tomar agua continuamente.

Dijo que aquellas personas que tienen que exponerse a trabajos bajo el sol como campesinos y trabajadores de la construcción, deben realizar dos descansos a la sombra de 15 minutos durante esta época de calor.

De igual forma, el médico general Jesús Barraza del Toro, dijo que se sugiere colocar un pañuelo mojado en la cabeza y cuello, ya que ayuda a mantener la temperatura corporal.

Para prevenir enfermedades generadas por las altas temperaturas, como insolación, deshidratación, diarreicas y golpes de calor, es necesario que no se consuma alimentos preparados en la calle, ni exponerse por mucho tiempo bajo el sol.

En caso de que una persona llegue a presentar un golpe de calor, se recomienda colocarla a la sombra, aflojar la ropa, aplicar paños fríos sobre la cabeza, poner sus pies en agua fría, darle suero ó bien un vaso de agua con una cucharadita de sal, y trasladar al paciente al Centro de Salud o alguna clínica cercana.

Así mismo se recomienda tomar muchos  líquidos, vestir ropa ligera de colores claros, evitar actividades deportivas en espacios sin ventilación o por mucho tiempo bajo el sol. Para prevenir alguna enfermedad, deben lavarse las manos antes de cocinar, de comer y después de ir al baño y lavar y desinfectar frutas y verduras.

“La obra no se puede detener por el calor”

Sergio Ochoa Benavente, encargado de obra, señalo que en la región la temporada de calor es intensa, pero aun y con esto no puede decir no a trabajar bajo el imponente astro rey pues tanto él como sus ayudantes tienen familia que mantener respectivamente.

“El sol ha estado muy fuerte, a todo lo que da; los chavos y yo tratamos de cubrirnos lo más que podemos, por eso ellos andan todos encapuchados, para no quemarse tanto, se tapan todo lo que pueden”, señalo Ochoa Benavente, quien señala que a pesar de sentir un intenso calor sus trabajadores y él mismo deben arroparse con cuanta prenda cuenten para evitar afectaciones por las altas temperaturas.

Del mismo modo, señaló que en la temporada de más intenso calor se presentan diversos casos de deshidratación, por lo que sus empleados no dejan de tomar agua. “Pues los chavos siempre están tomando agua para aguantar, si no, se van a deshidratar”, señala.

Aunque el termómetro registre temperaturas excesivamente elevadas, estos trabajadores no detienen sus labores, pues su tarea debe ser realizada sin importar la situación climática.

Publicaciones similares