UNIMEDIOS/ TERESA QUIROZ.- Un reglamento que vigile y especifique los lineamientos a seguir durante el proceso de adopción de menores será creado por la Procuraduría de la Familia de Coahuila, por lo que ya se han establecido platicas en diversos municipios del Estado con padres adoptivos, jueces y abogados litigantes en la materia, aseguro María Teresa Llaguno Araiza, Subprocuradora de la Familia.

Destacó que acuerdo a la Ley de Asistencia Social en la entidad, el documento se integrará con las opiniones de abogados, jueces, padres adoptivos y sociedad civil a través de foros que retroalimente las áreas de oportunidad de este proceso legal.

Aseguró que este sería el primer reglamento que pretende hacer más eficientes,  transparentar y agilizar el proceso de adopción en la entidad y eliminar los tiempos muertos mientras se busca una familia para los menores que se encuentran en asuntos jurídicos.

“Estamos proponiendo un reglamento para que quien va a adoptar tenga la certeza y la seguridad de que cada paso que tiene que seguir, que contenga qué pruebas, en qué momento, cuándo se decide que menor va a estar con que familia y en base a qué criterios”, indicó.

El código establecerá también el número, lugar y tiempo de convivencias entre los menores y las familias que son candidatas a adoptarlos, pues ante el desconocimiento de los interesados se generan lagunas durante el proceso legal.

“Para integrar el reglamento nosotros queremos nutrirnos de las experiencias de los padres adoptivos, tener retroalimentación, va a ser muy claro ya el procedimiento cuando decide ser padre adoptivo”, explicó.

Además destacó que se pretende que la sociedad civil verdaderamente participe en estas decisiones, y que los directores de los albergues se involucren con todas las aportaciones, y reitero que se  va a tener el mejor reglamento del proceso administrativo de adopción.

Por otra parte, declaró que hay más solicitudes de adopción que niños que puedan ser adoptados, ya que la lista de espera suma 216 parejas que buscan adoptar un menor, mientras que a la par el DIF trata a los niños que tienen problemas de maltrato para  intervenir en la familia y que esa familia pueda ser apta para ellos, solo cuando ya de plano no se puede es cuando se busca la opción de la adopción entonces casos que llegan a ser muy pocos.

 

Publicaciones similares