UNIMEDIOS/ TERESA QUIROZ.-  A raíz de las declaraciones del sacerdote Francisco García de la comunidad católica, quien asegura curar la homosexualidad de jóvenes a través de un seminario de 6 meses, Noé Ruíz Malacara, Presidente de la Comunidad Lésbico Gay San AElredo, calificó como un hecho discriminatorio y de ignorancia tal caso, por lo que predijo una pronta extinción de la iglesia católica si no abre su mentalidad y acepta los cambios que día con día presenta la humanidad.

Exalto que esto significa un retroceso para el catolicismo, ya que no va acorde a los avances y cambios que se presentan en el mundo haciendo comparación con otras sectas y religiones que poco a poco abren más sus espacios a estos cambios y a la apertura de la diversidad sexual.

“De manera muy personal considero que están jugando con los sentimientos de los padres y de los chicos homosexuales, ya que esto no es una enfermedad que se pueda curar” asevero.

“Además consideramos que se están aprovechando (de los jóvenes) ya que se supone que la palabra de Dios es universal y ellos están cobrando, esto no es un medicamento o una terapia psicológica” dijo Noé Ruíz al referirse al estudio socioeconómico que realiza el sacerdote para saber a quién brindarle la curación.

Dijo que a largo plazo este tipo de cosas causarán un daño psicológico a quien decida ir a “curarse” pues pasado el tiempo no sabrán si seguir con su vida y su orientación sexual o quedarse en su casa ocultando sus sentimientos.

Enfatizó que a un largo plazo con este tipo de terapias también habrá más personas dañadas, pues si en algún momento los jóvenes homosexuales deciden entablar una relación heterosexual y al paso del tiempo se dan cuenta que no funciona la situación puede terminar en una crisis familiar.

El Presidente de la comunidad lésbico gay San AElredo, destacó que la iglesia católica mantiene en un oscurantismo a sus fieles, ya que no les permite hablar o conocer más allá de lo que ellos predican basados en sus escrituras del antiguo testamento, en donde señalan la homosexualidad como algo malo de manera errónea, ya que en el contexto histórico la palabra homosexual no existía en ese tiempo.

Por ultimo califico como anticuado que la iglesia siga empeñada en enseñar la palabra de Dios basada en métodos del siglo XVIII.

Con imágenes de Raymundo Bazaldua

Publicaciones similares