Home >> Al minuto,Reportajes >> REPORTAJE.- Se rehúsan en Coahuila a que parejas gay puedan adoptar
REPORTAJE.- Se rehúsan en Coahuila a que parejas gay puedan adoptar

UNIMEDIOS/ Jazmín Hilario.- A pesar de que el Tribunal Superior de Justicia del Estado declaró inconstitucional la disposición del Código Civil de Coahuila que prohíbe a parejas del mismo sexo adoptar en conjunto a menores de edad, legisladores y la iglesia se oponen a esta posibilidad al señalar que se violentan los derechos del menor y algunos opinan, ello contribuye a que sean víctimas de bullying.

Y es que la adopción entre parejas del  mismo sexo en Coahuila, tal determinación ha levantado ámpula en diversas esferas sociales, mientras unos califican tal derecho como un logro, existen otros que sorprendidos, se rehúsan a aceptarlo.

Coahuila fue de las primeras entidades que legisló sobre el tema con el Pacto Civil de Solidaridad, que entró en vigor el 12 de enero de 2007  promovido por la diputada de la bancada priista Julieta López Fuentes, donde el Congreso local incorporó al Código Civil  dicha figura jurídica, la cual garantiza a las parejas del mismo o distinto sexo tener acceso a beneficios legales como pensión alimenticia, administración de bienes, herencia, entre otros.

Dicho pacto también contempla dentro de sus cinco capítulos, el numeral 7 del artículo 385, donde expresa que “los compañeros civiles del mismo sexo no podrán realizar adopciones en forma conjunta ni individual. No podrán compartir o encomendar la patria potestad o guardia y custodia de los hijos menores de otros”.

En 2007 diputados de la bancada panista argumentaron ante el Tribunal que todo el pacto era anticonstitucional y aunque no pidieron modificar el numeral 7, cuatro años después, los magistrados ordenaron al Congreso modificar a la brevedad posible el Código Civil.

Los magistrados consideraron que el numeral 7 sí vulneraba los derechos de las parejas homosexuales y lo declararon inconstitucional, realizando modificaciones que permitieran que dichas parejas tuvieran el derecho de adoptar a menores de edad.

Desde el pasado mes de noviembre, el Tribunal Superior de Justicia del Estado determinó la inconstitucionalidad de dicho numeral por lo que le indicó al Congreso eliminara de la ley, la prohibición de adoptar a las parejas homosexuales, dejando como derecho que puedan hacerlo siempre y cuando cumplan con los requisitos establecidos.

Tal normativa ha sido refutada por los diputados panistas, quienes argumentan que solicitaron se analizará con detenimiento la ley del pacto civil  y al ver dichas modificaciones, se pronunciaron en contra de que las parejas homosexuales puedan adoptar, ya que no cuentan con una figura tradicional para hacerlo.

Legisladores en contra de la adopción en parejas gay

Diputados del Congreso del Estado tanto del PRI como del PAN expresaron sdesacuerdo ante la adopción entre parejas del mismo sexo, modificación que el Tribunal Superior de Justicia del Estado aprobó en el mes de noviembre, aunque algunos legisladores consideraron que es un derecho.

Francisco Tobías, diputado del PRI, indicó que ahora es una ley que se tiene que acatar y de no hacerlo se puede proceder legalmente para sancionar a las personas o instituciones que no cumplan con lo establecido, además indicó que la sociedad debe tener apertura y respeto en estos temas.

“Tenemos que buscar la felicidad de los niños, tenemos que abrirnos un poco más, tener una visión más amplia de la realidad y entender que una familia no solamente la conforman un padre y una madre, también la conforma una madre soltera con sus hijos y los valores son muy distintos”, refirió al respecto.

Para el legislador Enrique Martínez Morales, la familia debe estar constituida por una figura femenina y una masculina, de lo contrario puede afectar el desarrollo del niño que esté en adopción y aunque aseguró que está a favor de que diversidad de género, consideró que dicha situación puede perjudicar al niño.

“Yo no estoy de acuerdo con eso, yo estoy de acuerdo en que cada quien haga lo que quiera con su vida con su cuerpo mientras no afecte a un tercero y mucho menos a un menor, y una adopción es meter a un tercero en un juego que él no tiene nada que ver y no estoy de acuerdo”, consideró.

Quien también se manifestó en contra de la adopción entre homosexuales fue la diputada del PAN Esther Quintana Salinas, quien aseguró que los derechos de los niños se verían violentados, ya que no se toma en cuenta la opinión de los infantes por favorecer el reclamo que expresa la comunidad gay.

“Quieren que se les reconozca el derecho, y yo me pregunto ¿y los derechos del adoptado donde quedan? Un niño necesita crecer en un hogar donde haya una figura materna y una figura paterna porque es cuestión de identidad y eso nada más se aprende en casa”, destacó la legisladora panista.

Añadió que: “Es más proclive un niño criado por una pareja de homosexuales hablo de gay y de lesbianas para que en un momento determinado, hay un 24 por ciento de niños criados en este tipo de familia, tienen tendencias homosexuales”, recalcó.

El diputado Mario Dávila Delgado indicó que durante el desarrollo del menor, el problema del bulliyng podría presentarse, ya que los compañeros de clase pueden hacer burla debido a la familia que conforma, además de destacó que

“Estamos en contra de que este tipo de adopciones se den porque la cultura  mexicana no está en ese sentido orientada no hay la educación de que pueda algún niño crecer con una normalidad psicológica, mental y emocional”, finalizó.

Homosexuales buscan imitar matrimonios heterosexuales: Iglesia Católica

Para la doctrina católica la adopción por parte de personas del mismo sexo no es bien vista dentro de la iglesia, ya que según los principios de tal religión los niños deben ser educados por una madre y un padre que armónicamente aleccionen al niño en su desarrollo.

El padre Roberto Coogan dijo que el hecho de que ahora los homosexuales puedan adoptar no significa que tengan la facultad moral para asegurar el sano de desarrollo de los niños y aunque aceptó que para la comunidad gay es un logro, indicó que para la Iglesia es un paso hacia atrás.

Quien ha fungido como asesor espiritual de dicha comunidad, fue claro en que la iglesia católica no admite este tipo de facultades como es el matrimonio o la adopción de menores.

“La iglesia no cree que la vocación de estas personas sea imitar a los heterosexuales, intentando formar una familia, su vocación es diferente, Dios los creó diferente y por eso es distinto, no es imitar el sacramento del matrimonio, lo cual es una vocación para heterosexuales”, añadió.

Invitó a la comunidad gay a buscar su vocación como homosexuales y descartar el hecho de formar una familia tradicional, argumentando que en estos tiempos aún se está luchando contra el estigma que la sociedad y la aceptación que deben tener, calificando la adopción como un paso que al menos por la sociedad, no será aceptado.

Reconoció que la ley ha realizado diversas modificaciones para que la comunidad lésbico gay no se vea reprimida e indicó que existen muchas personas homosexuales que actualmente se encuentra educando a niños, pero de manera particular, sin ningún pacto que los una y que cree confusión en los niños.

Personalmente opinó que la vocación de los homosexuales por formar una familia como lo hacen las parejas heterosexuales sea buena, ya que las familias tradicionales son portadoras de valores humanos que son inculcados por el padre y la madre, dos personas diferentes que buscan el mismo fin: amar y educar a sus hijos.

“Hay personas que van a tomar la decisión de intentar se runa familia semejante a las familias heterosexuales y respeto sus decisión, en este mundo respetamos a los que piensen diferente, no los condeno, no creo que  intenten hacer mal, están intentando vivir una vida plena y merecen el respeto”.

Aunque no compartan las ideas, el párroco indicó que la iglesia se mantiene al margen de las normativas y derechos que la ley les confiere y aunque no aceptan la adopción entre las parejas gays, asegura que como institución religiosa, no hará nada para evitar que esto se lleve a cabo, al contrario, serán respetuosos y tolerantes con la ley que sea vigente. 

La adopción es solo un paso en el reconocimiento de homosexuales

Para la Comunidad San Aelredo, impulsor del respeto a las parejas homosexuales, la noticia de la adopción representa solo un logro entre los muchos tabúes que aún quedan por romper con la sociedad, así lo manifestó Noé Leonardo Ruíz, coordinador general de la Comunidad, quien asegura que las parejas gay tienen la capacidad moral para educar a algún menor.

“Es un gran logro que se ha tenido para la sociedad lésbico gay, el hecho de que los derechos se reconozcan tal y como somos, sin importar la preferencia sexual, el hecho es de que seguimos los mismos trámites y los mismos pasos que cualquier pareja heterosexual, solo que aquí la diferencia es de dos papás o dos mamás”, refirió al respecto.

Aseguró que el trabajo que se ha realizado hasta la fecha ha sido constante, donde cada vez se suman más personas a la idea de aceptarlos como parte importante de la sociedad, pero aseguran estar conscientes de que aún falta romper paradigmas que han sido el eje de la sociedad por muchos años.

Noé Leonardo sabe que la determinación que tomó el Tribunal Superior de Justicia del Estado al permitir la adopción entre parejas del mismo sexo ha trascendido en las opiniones de los diputados, donde el Partido Acción Nacional es el que ha tenido mayores pronunciamientos en contra de tal derecho y está consciente de que tratarán de impugnar la resolución.

“Hay que ver que no se van a quedar con las manos cruzadas, van a tratar de hacer alguna cosa en contra, no hay ningún fin electorero ni es populismo, simplemente es darle derechos a quien los merece y si la sociedad está buscando una igualdad de derechos, yo creo que todos estamos incluidos no importan las preferencias sexuales”, destacó.

La mayoría de la ciudadanía considera que la familia debe estar integrada por un hombre y una mujer, quienes son los responsables de educar al niño y fomentar valores para su desarrollo, esta situación no se vería reflejada en dichas parejas gays, en el aspecto de mostrar la figura paterna y materna pero aseguran que sí se plasmará en el sano crecimiento del menor.

“Gran parte de la sociedad tiene ese paradigma de que la familia tradicional debe ser papá, mamá e hijos, porque desde aspectos religiosos ancestrales así se ha ido manejando, sin embargo vemos como la sociedad ha ido evolucionando poco a poco y cómo las familias han ido cambiando de esquemas”, comentó Pedro Solís Gaytán, integrante de la Comunidad San Elredo.

Argumentó que en la actualidad existen familias que son sostenidas por madres solteras o abuelos donde los resultados en el desarrollo de sus hijos ha sido favorables y bajo ese mismo concepto, consideran que no es necesario un papá o una mamá para garantizar el sano desarrollo del menor y lograr que tenga una vida armónica.

“A través de una educación de valores fincada en el amor, en la protección, creemos que se puede combatir ese tipo de ataques que se hacen en contra de la comunidad lésbico gay, donde consideran que las parejas homosexuales no tienen la facultad moral para educar”, refirió.

Indicaron que la comunidad lésbico, gay, bisexual y transexual tiene aún mucho trabajo por realizar, aceptaron que no se puede decir que la sociedad ya los ha reconocido completamente, porque continúan siendo blanco de la discriminación, pero manifestaron que poco a poco lograrán tener una hegemonía social.

No hay consecuencias psicológicas para el menor adoptado: especialista

Aunque son muchos los comentarios que se realizan en torno a que el menor de edad que sea adoptado por una pareja del mismo sexo corre el riesgo de tener inclinaciones homosexuales, la psicóloga Carmen Julia Núñez de la Rosa, refutó tales aseveraciones, asegurando que el desarrollo del niño se concentra en la capacidad de entendimiento.

“En realidad  no repercute porque a pesar de que por años han existido familias integradas por un papá y una mamá, hay homosexuales que en conjunto se han encargado de la educación del menor y el resultado ha sido palpable, incluso hay estadísticas que reflejan la capacidad de comprensión y entendimiento por parte del niño”, declaró.

Manifestó que lo anterior no minimiza la labor y el resultado que tienen las familias tradicionales donde el hilo conductor son los padres de familia, pero reconoció que hay núcleos familiares disfuncionales y son conformados por un padre y una madre, situación que no garantiza que la vida del menor sea óptima.

Declaró que la adopción de un menor en parejas homosexuales es una situación que se veía venir, ya que la comunidad se ha caracterizado por defender sus derechos y garantías individuales para ser reconocidos por igual, sin importar las preferencias que tengan.

“Si hay una necesidad de un papá y  una mamá pero con amor, calidez y explicándole al menor la verdad sobre el origen de sus padres se puede lograr que el niño entienda las cosas y no presente alguna conducta homosexual, como se dice actualmente”, declaró al respecto.

Añadió que no existe una edad exacta para informar con detenimiento al niño sobre el proceso que está pasando, la manera correcta de explicarle la decidirá el menor pero los padres deben estar preparados para el argumento que darán, dijo que no hay que mentirles, por el contrario, deben decirle la verdad pero con las palabras adecuadas a la etapa del niño, de manera que entienda lo que está ocurriendo.

“Cuando el niño tenga la necesidad de saber él lo va a hacer y le deben explicar hasta donde él quiera saber, no existe una edad en específico y va a ser muy natural, obviamente de una manera específica y con un vocabulario que sea comprendido por el niño”, aseguró.

Dejó en claro que las terapias profesionales son un factor fundamental en la parte del niño y la comprensión que deba tener al respecto, añadió que la adopción en sí es un mecanismo que requiere de atención continua y en este caso, tratándose de los padres y la nueva familia que se va a formar, la atención aumenta.

“El terapeuta sabrá guiar tanto a los padres como al niño y la respuesta va a ser favorable para todos, es importante porque también sabrán la manera correcta de reaccionar al ser señalados por la sociedad como una familia diferente,  porque puede pasar y tienen que estar preparados para todo”, finalizó la psicóloga.

  • La nueva era de la publicidad

  • Noticiero Capital Noticias 91.3FM

  • Acontecer/El Heraldo de Saltillo

Top