POR JESSICA ROSALES

UNIMEDIOS/ SALTILLO, COAHUILA.- En 2014, la Comisión Nacional forestal adelantó las fechas para la recepción de solicitudes de los productores, a fin de que puedan recibir apoyos económicos durante los primeros meses del año y ejercerlos en beneficio de sus comunidades. Carlos Galvan Tello Reglas de operacion de Conafor

Carlos Galván Tello, Gerente de la CONAFOR en Coahuila, indicó que esperan ayudar a aproximadamente 30 mil campesinos de más de 50 comunidades que requieren apoyo para emprender sus proyectos productivos.

“Con las nuevas reglas de operación tendrán prioridades ejidos y comunidades que nunca hayan recibido un apoyo de Conafor, y que por primera vez van a solicitar un apoyo tendrán un mayor puntaje a la hora de calificar su proyecto”, expuso.

Así mismo, destacó que las mujeres que presenten proyectos también tendrán prioridad para impulsar la equidad de género en los proyectos productivos.

Informó que el pasado 31 de diciembre fueron publicadas en el Diario Oficial de la Federación las nuevas Reglas de Operación del PRONAFOR 2014, las cuales establecen la normativa de los conceptos de apoyo para que los dueños o poseedores de terrenos forestales accedan a los incentivos económicos en pro de la conservación, restauración, aprovechamiento sustentable y organización social para salvaguardar ecosistemas mexicanos.

Indicó que en Coahuila, la Comisión cuenta con ventanillas sólo en los municipios de San Pedro de las Colonias, Cuatrociénegas y Saltillo, por lo que se pone a disposición de los interesados la herramienta tecnológica a fin de que los productores puedan enviar sus solicitudes vía internet a través de la página www.conafor.gob.mx en donde pueden acceder a los diferentes tipos de programas.

Indicó que se tiene un presupuesto de 130 millones de pesos para atender las solicitudes de los productores coahuilenses que pueden pedir apoyos económicos para rubros como Desarrollo de capacidades, restauración forestal y reconversión productiva, producción y productividad maderable y no maderable, servicios ambientales, y cadenas productivas.

Publicaciones similares