Home >> Coahuila,NACIONALES >> Acuchillan a familia de mexicanos en los Ángeles; blancos los llamas “puercos frijoleros”
Acuchillan a familia de mexicanos en los Ángeles; blancos los llamas “puercos frijoleros”

Una familia, mujeres y adolescentes mexicanos fueron atacadosacuchillados por tres estadunidenses anglosajones, supremacistas blancos, mientras les gritaban “puercos frijoleros” en un patio lleno de niños, a plena luz del día, en el segundo incidente –coincidente pero necesariamente relacionado- de crímenes raciales que azotan barrios mexicanos de Los Ángeles en menos de 28 horas.

Con información de Agencias

Indudablemente es un “crimen de odio”, sentenció la Policía de Lancaster. “Fueron supremacistas blancos” quienes “empezaron a amedrentar a los hispanos”, dijo el sargento Deputy Maxwell.

Decían que nos iban a matar”, lloraba un padre de familia que inocentemente intentó ir a calmar la golpiza que tres hombres blancos le daban a dos adolescentes y una chica hispana junto con otro hombre y una mujer –que por el contexto se entiende que era su hermana o su esposa.

Era el cumpleaños de su hija, menciona. Había niños, compañeros de su escuela, maestros, ancianos, observando a los tres estadunidenses de 19, 20 y 25 años golpeando a sus padres y a los tres jóvenes mexicanos.

Sacaron sus cuchillos e intentaron cortar a dos de las víctimas”, dijo el sargento Maxwell. “Les gritaban epítetos racistas: “Heil Hitler, AV Skins”, así como “puercos” y “frijoleros”.

Fue la mujer quien sacrificó su cuerpo, interviniendo físicamente para separar estadunidenses armados con navajas de mexicanos indefensos, intentando terminar este episodio.

La policía de Lancaster no precisa si la mujer fue golpeada, apenas menciona que toda la familia entro en “pelea” contra los nazis y los tres jóvenes fueron “asaltados y golpeados”. Ninguna herida es grave ni se requirió hospitalización.

Esta historia no mejora: los estadunidenses no detuvieron su odio racial y regresaron a golpear a los tres jóvenes y a la familia en al menos otra ocasión hasta que la policía los detuvo en contra esquina del único parque de esta comunidad.

(Los estadunidenses) sólo regresaban contra nosotros y nos decían de nombres”, dijo una de las víctimas al diario local Antelope Valley Times(http://goo.gl/4PudWB). “Yo y un par de miembros de mi familia fuimos a detenerlos de que se pelearan… Nos decían que nos iban a matar”, lloraba.

Esto sucedió el domingo a las cuatro de la tarde en el condado-distrito de Lake, donde un 53.6 por ciento de sus 12 mil 328 habitantes son hispanos, mayoritariamente mexicanos.

¿COINCIDENCIAS U ORGANIZACIÓN SUPREMACISTA?

Este episodio de jóvenes y familia en Lake sucede exactamente 28 horas después de que una veintena de supremacistas del Ku Klux Klan viajaran desde distintas ciudades de California para violentar y aterrorizar inmigrantes mexicanos en otro distrito-ciudad: Anaheim, que es un 46 por ciento mexicano, también sede de Disneylandia (goo.gl/3zUXNC).

Se desconoce, más no se ha descartado, un posible vínculo entre los racistas de Lake y Anaheim.

En Anaheim, un mexicano salió a proteger a su comunidad de los promotores de la esclavitud racial este sábado.

Armando Campos, joven alto y fornido, atacó sin piedad a los invasores nazis y en fotografías que recorrieron el mundo, fue apuñalado salvajemente y hospitalizado gravemente por dos días.

Hoy descansa en casa y es enaltecido como ícono de la resistencia mexicana defensora de su comunidad inmigrante.

En este libreto digno de películas de Hitchcock, la policía de Anaheim determinó que los cinco invasores Nazis detenidos eran, todos, inocentes, y los expulsaron a todos, incluyendo a Charles

Donner, quien apuñaló a tres activistas anti-racismo, a la calle de la libertad… pocas horas antes de que los otros tres estadunidenses de 19, 20 y 25 años abusarán de la familia y jóvenes de Lake.

Paradójicamente, los siete activistas anti-racismo de Anaheim siguen detenidos (goo.gl/6PCThr), lamentando el no haber podido detener el crimen de Lake.

Los cinco miembros del Ku Klux Klan, gozan el sol de la libertad estadunidense, aplaudiendo las acciones de sus compatriotas racistas que al golpear mexicanos “realizaban el saludo Heil Hitler” y les enseñaban una bandera de la confederación estadunidense, recordándoles el origen étnico y racial de su nación.

  • La nueva era de la publicidad

  • Noticiero Capital Noticias 91.3FM

  • Acontecer/El Heraldo de Saltillo

Top