UNIMEDIOS/ANA NÚÑEZ.- Será en el mes de abril de este año cuando se haga vigente la deducción anual en el pago de colegiaturas acorde con la declaración correspondiente al ejercicio fiscal del año pasado, según lo informado a través de la Secretaría de Administración Tributaria en la entidad y que varía su número acorde con el nivel educativo que curse cada estudiante. 

Desde el mes de febrero del 2011 se publicó el decreto de estímulos para personas físicas referente a la deducibilidad en su declaración anual del impuesto por la renta de los pagos en colegiaturas, el cual inició su vigencia con respecto de la declaración anual del ejercicio fiscal 2011, explicó Abid Noel Islas Guillén, administrador local del SAT.

El mismo consiste en dar un estímulo  para los niveles de educación básica, preparatoria y técnico bachiller que sean instituciones privadas, es decir, que el contribuyente haya pagado para sí, su cónyuge o descendientes en una escuela reconocida como privada.

Para el nivel educativo de preescolar el límite anual de deducción es de 14 mil 200 pesos, primaria 12 mil 900; secundaria 19 mil 900; profesional o técnico 17 mil 100 y bachillerato o su equivalente por 24 mil 500,  cabe recordar que este decreto no entran universidades.

Existen reglas por parte del servicio de Administración Tributaria en cuanto a los datos que deben tener los comprobantes que emita la institución educativa, pues en ella recae la responsabilidad de estar reconocida por el estado, de lo contrario la deducción no se hará factible para los padres de familia al momento de querer hacer valer la deducibilidad.

Islas Guillén, dejó en claro que para que no existan confusiones es imperativo recordar que este servicio sólo aplica a lo que es el rubro de educación, lo que significa que no es válido para el pago de uniformes, inscripciones, preinscripciones o cualquier otro tipo de servicio distinto que se haga al interior del plantel educativo.

Con la intención de evitar la falta de transparencia en los pagos, es necesario que la persona que vaya a deducir impuestos, sea quien haya realizado el pago de la colegiatura, de tal manera que dentro del comprobante fiscal que emita la institución educativa el padre o madre de familia debe percatarse de que vaya la CURP del estudiante.

También reconoció que es necesario que cuando se tenga el recibo o factura emitida por la institución educativa privada se describa dentro del mismo que nivel de educación cursa el alumno, además del nombre y el dato relativo que deje en claro que el concepto de pago es por la prestación de servicios educativos.

Imágenes de Raymundo Bazaldua

Publicaciones similares